martes, 15 de noviembre de 2016

Siete alimentos contra el dolor de cabeza



Antes de correr al botiquín a buscar un analgésico, la naturaleza ofrece un arsenal de alimentos para aliviar el dolor, la mayoría de ellos insospechados para nosotros. Aquí te resumimos la lista en 7:

1.Quinua. Un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York Health Science Center encontró que un gran número de migrañas son causadas por la falta de magnesio, o un desequilibrio de magnesio. Un alimento rico en magnesio es la quinua, el magnesio además de ser un mineral indispensable para la buena nutrición, mantiene tonificados los vasos sanguíneos, reduce la excitabilidad de los nervios y promueve la relajación muscular lo que contribuye a aliviar el dolor de cabeza.

2. Sandía. Uno de los primeros síntomas de la deshidratación es un dolor de cabeza con sensación de pesadez. Si tu malestar está relacionado con la deshidratación, nada mejor que comer sandía, pepino o piña que tienen grandes cantidades de agua. Además, su agua natural es rica en minerales esenciales, como el magnesio, que es clave en la prevención del dolor de cabeza.

3. Espinaca. Los dolores de cabeza también pueden ser causados por cambios hormonales -principalmente, por la variación en los niveles de estrógeno-, para calmar estos dolores se recomienda consumir magnesio y los vegetales con gran variedad de hoja como la espinaca son ricos en este mineral. Además, contienen riboflavina, un tipo de vitamina B que se ha vinculado a la prevención del dolor de cabeza.

4. Lechuga. Es una maravillosa planta que en la Edad Media, se recomendaba para tratar el dolor de cabeza e inducir al sueño natural. Por su contenido de vitaminas del grupo B y por su poder sedante en gran aliada en los casos de nerviosismo, ansiedad o estrés. Prueba comiendo una ensalada o lechuga licuada en jugo.

5. Vinagre de manzana. Desde tiempos antiguos el vinagre de manzana es un remedio utilizado para mitigar el dolor de cabeza, toda vez que actúa como antiinflamatorio natural y relajante. Las abuelas colocaban una compresa humedecida en agua y vinagre sobre las sienes para que el dolor de cabeza se vaya disipando poco a poco.


6. Almendras. El mismo efecto de la aspirina para el dolor de cabeza lo tiene un puñado de almendras, aunque sus efectos sean más lentos. De acuerdo con investigadores estadounidenses las almendras contienen una buena proporción de salicilatos, sales formadas por el ácido salítico y una base que constituyen el principal agente activo de la aspirina, al que se deben sus milagrosos efectos.

7.Sardinas. Para el dolor de cabeza el salmón, la sardina y el atún son ideales para reducir las molestias. El Omega-3 que poseen tiene propiedades antiinflamatorias semejantes a las del ibuprofeno, por lo que consumirlas con frecuencia ayudaría a prevenir y combatir los dolores de cabeza.


¿Cómo saber si a tu cuerpo le hace falta vitaminas?

La deficiencia de vitaminas en el cuerpo podría manifestarse con fatiga, dolores musculares, poco apetito, piel seca o estreñimiento y si sufres de alguno de estos síntomas, puedes estar a un paso de enfermarte.

Síntomas

-Vitamina C

Cuando sufres de una carencia de esta vitamina las encías te sangran, tienes la piel irritada, los ojos rojos, te aparecen moretones con facilidad, se te cae el cabello y te sientes triste sin motivo aparente.

-Vitamina B3

Si notas que aparecen granos en tu piel o está irritada, no necesariamente lo atribuyas al consumo de alimentos grasos, la falta de vitamina C también puede provocar resequedad en la piel, escamas y picazón.

-Vitamina B2 y B12

La falta de vitamina B2 y B12 se manifiesta con labios agrietados, hormigueo en diversas partes del cuerpo, depresión y fatiga.

-Vitamina D

Cuando hay dolor muscular o en articulaciones, sobre todo en los meses de invierno y durante la noche, lo más probable es que tus niveles de esta vitamina estén bajos.

Son señales de falta de vitaminas, de acuerdo a especialistas de la Escuela Pública de Harvard.

lunes, 14 de noviembre de 2016

¡Todas tus vitaminas en un vaso!



Los zumos naturales son una forma sabrosa y cómoda de consumir frutas y verduras frescas. Te proponemos siete deliciosas combinaciones especialmente ricas en minerales y vitaminas.

Carotenos

Más allá de su bonito color naranja y su agradable sabor acidulado, este zumo de zanahoria y albaricoque destaca por su gran concentración de betacarotenos. Estos antioxidantes, precursores de la vitamina A, protegen frente a diversos tipos de cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Además, son esenciales para conservar la agudeza visual y proteger la piel. El zumo también aporta vitaminas del grupo B y C, E, D y K. Y es rico en minerales como el potasio. Para elaborarlo se necesitan tantas zanahorias como albaricoques. Se licúan y se sirve frío.

Energético

Este cóctel de cereza y frambuesa está repleto de vitamina C. Es adecuado para los deportistas porque es una buena fuente de azúcares rápidamente asimilables. Además aporta antioxidantes de gran calidad que refuerzan el sistema inmunitario y protegen de la degeneración celular. Otras vitaminas presentes en él son la B1, B3, B9, D y carotenos, junto a minerales como potasio y magnesio. Por otra parte, es un excelente depurativo, diurético y laxante. Se licúan veinte cerezas deshuesadas y veinte frambuesas por persona. Se mezclan con un poco de hielo picado y se añade el zumo de medio limón.

Depurativo

Este zumo tropical de piña, papaya y naranja, sabroso y refrescante, proporciona muy buenas dosis de vitaminas C, B1 y B3, así como de calcio, magnesio y potasio. Resulta diurético y desintoxicante. Tanto la papaya como la piña contienen enzimas –la papaína y la bromelina– que facilitan la digestión de las proteínas, lo que lo hace idóneo para acompañar comidas copiosas. La naranja favorece la secreción biliar. Se pasa media papaya bien madura por la batidora o la licuadora, junto con un cuarto de piña fresca. Luego se añade el zumo de una naranja y un poco de hielo picado, y se mezcla bien.


viernes, 11 de noviembre de 2016

Los alimentos más sanos (según los nutricionistas)



Lo que tú piensas que es sano puede que no sea tan sano para un nutricionista. Si pensabas (a ciencia cierta) que la granola, la quínoa o el aceite de coco (por solo nombrar algunos) eran superalimentos, te interesan las conclusiones a las que ha llegado The New York Times luego de realizar una curiosa encuesta entre público en general y nutricionistas miembros de la Sociedad Americana de Nutrición, preguntando a ambos grupos sobre el carácter saludable de unos 50 alimentos. Alimentos como el sushi, la granola, el hummus, el aguacate, la quínoa, el yogur helado o wl tofú y que, según estudios de Google, son protagonistas habituales de las búsquedas de los usuarios a la hora de confirmar si son alimentos healthy (o no). Las conclusiones, tan interesantes como sorprendentes, pueden resumirse así.



Granola, aceite de coco y yogur helado…

no muy saludables

Según esta encuesta de The New York Times, hay ciertos alimentos que generan opiniones encontradas entre nutricionistas y mortales. Es decir, hay alimentos que podemos considerar sanos y que, según los expertos, no lo son tanto. Ponemos varios ejemplos extraídos de las conclusiones de este estudio: las barritas de granola, el aceite de coco y el yogur helado. Si hasta ahora la mayoría de los mortales los incluíamos en la lista de alimentos healthy, la mayoría de los nutricionistas que han participado en esta encuesta no creen que lo sean. De hecho, ni siquiera un tercio de los nutricionistas encuestados los consideran “alimentos saludables”. El estudio también sugiere que uno de los motivos que explican esta diferencia de opiniones es que son alimentos con azúcar añadido cuya presencia conocen los expertos pero no la población. Y es que es habitual que la gente no tenga claro la diferencia entre el azúcar presente en los alimentos de forma natural y la añadida.



Sobre la quínoa, el tofú, el sushi y el hummus

Aunque en Bolivia tenemos más que asumido que la quínoa es un superalimento (y nativo), parece que en Estados Unidos no es así. Y es que este grano forma parte del grupo de alimentos que, según esta encuesta, son considerados saludables por los nutricionistas pero no tanto por el público en general. Solo algo más de la mitad de los encuestados creen que la quínoa y el tofú sean alimentos sanos, frente al casi 90% de los nutricionistas que sí lo piensan. Con el sushi ocurre algo similar: solo el 49% de los encuestados creen que es sano frente al 75 % de los nutricionistas. The New York Times explica esta diferencia de opiniones: “Una razón podría ser que muchos de estos alimentos son nuevos en las dietas americanas convencionales”.

Un último grupo que llama la atención en esta encuesta es el de alimentos que generan “sentimientos encontrados” a la hora de definir si son saludables o no. Y es que al referirse a ellos no ha habido unanimidad ni entre nutricionistas ni entre el público general. Ese es el caso de las palomitas de maíz, la leche entera y la carne roja.




Agua desintoxicante

Sabemos que la comida chatarra y las bollerías son causantes de grandes problemas de salud, entre ellos la acidificación de la sangre, que con el tiempo desencadena en otras patologías. Una alternativa para paliar este efecto es el consumo de agua alcalinizada. ¿Por qué?

¿Qué le pasa al cuerpo?. Lo que sucede es que al consumir comida “chatarra”, ya sea frituras, gaseosas o bollerías, la sangre llega a un nivel ácido que puede provocar desde diabetes hasta cáncer, explica el nutricionista y dietista David Ruiz. “Las células se vuelven anaeróbicas y dejan de funcionar por la falta de oxígeno”, dice.

Niveles de alcalinización. Es decir, al quitar el oxígeno a las células, muchas funciones orgánicas dejan de funcionar. Se dice que la sangre con acidez tiene niveles por debajo de 6.9 y cuando está alcalinizada tiene un nivel arriba de 7. Para quitar la acidez en la sangre es necesario consumir alimentos alcalinizantes o beber el agua alcalinizada, explica Ruiz.

Mejor asimilación. El agua alcalina no solo ayuda a eliminar los desechos tóxicos del cuerpo, resalta Mario Suárez, encargado de marketing del Agua PH10 y, sino que también reduce la acidez en todo el organismo, en especial, el agua que distribuyen ya que por la naturaleza PH10 son mejor asimilados por el cuerpo.

Previene el envejecimiento. Uno de los efectos que esta bebida tiene es que previene el envejecimiento prematuro debido a la naturaleza ionizada que contiene el agua y sus antioxidantes que buscan destruir los radicales libres principales responsables del envejecimiento y de enfermedades. “Los mayores filtros del cuerpo son los riñones que dependen del agua para trabajar en su máximo rendimiento. A medida que envejecemos esta capacidad disminuye, lo que hace que beber agua sea aún más fundamental para una adecuada desintoxicación”, explica.

Efecto purificador. De igual manera contribuye a la buena salud digestiva ya que beber “sorbos” de agua durante la comida ayuda al cuerpo a absorber y digerir mejor los alimentos. Con ello se produce más saliva y ayuda a transportar los alimentos a lo largo del tracto digestivo. Y aunque existen rumores sobre su utilización para pacientes que tienen ciertas patologías, Suárez comenta que investigaciones demostraron que las personas que beben suficiente agua tiene menos probabilidades de padecer un ataque cardíaco u otros que destacan que ciertas células malignas no sobreviven en medios alcalinos.

Puede afectar la forma de comer Cuidado con las emociones

Los antojos como las galletas, los chocolates, los pasteles, el frapuccino con crema batida, las papas fritas, los caramelos, las golosinas, el helado, las frituras, las pizzas, etc. no son el problema, solamente constituyen la punta del iceberg, la pregunta es ¿qué es lo que está debajo del agua?. El cuerpo es una máquina perfecta y como tal, nunca falla, cuando detecta que algo no está funcionando bien, emite señales.

Si se tarda mucho en escuchar esos mensajes, esas señales se manifestarán fuerte y abruptamente como sucede cuando sientes ansiedad por ciertos alimentos.

El cuerpo da señales. La ansiedad por la comida justamente es la manera que el cuerpo tiene para enviar el mensaje de que es prioritario mantener el balance, por lo se debe aprender a escucharlo. Mucha gente ve a la ansiedad por los antojos como una debilidad o falta de disciplina para mantener el control frente a ciertos alimentos, pero, esa idea está algo alejada de la verdad.

Expertos indican que hay que pensar que el cuerpo es como un “bebé llorón” y a través del llanto expresa que algo le falta pues no tiene otra forma de hacerlo; su mamá tiene que descubrir qué le pasa y por qué medio ir descartando posibles situaciones como: hambre, está mojado, sueño, heridas, duele algo, qué otras reacciones físicas presenta y con qué intensidad manifiesta sus emociones llegará a un diagnóstico y le proporcionará inmediatamente los cuidados para que el bebé encuentre bienestar muy pronto.

Si lugar al descontrol alimenticio. La mayoría de los alimentos que llegan a la mesa han sido altamente procesados y los nutrientes en su gran mayoría (principalmente los minerales, las vitaminas y enzimas) se han destruido como ocurre con los cereales refinados como el arroz y el trigo con el que se hace el pan blanco, pasteles, pastas, masa para pizzas, etc. Además la comida que se cocina a altas temperaturas (cuando se fríe, hierve o se pasteuriza) se desvitaliza perdiendo sus valiosos nutrientes por los efectos del calor.

Lo anterior trae como consecuencia que aunque se coma mucho, si la alimentación no es adecuada, el cuerpo pedirá a gritos que le proporcionen nutrientes de buena calidad y la forma que tiene para expresarse es provocándote un estado de ansiedad por comer. La clave para tratar la desnutrición está en mejorar la calidad de la alimentación comiendo más comida de alto valor nutricional que aporte más nutrientes y menos calorías. En conclusión la manera de comer descontrolada puede tener un origen emocional, por eso recomiendan ser más considerados con uno mismo y aprender a escuchar la sabiduría interna.

1. Tomar agua.
Mucha gente sufre de deshidratación crónica y lo confunde con hambre.

2. Consumir fibra.
Aumentar su consumo a través de la ingesta de verduras.

3. Suplementos.
Mejor que contengan una mezcla de vitaminas y minerales.

sábado, 5 de noviembre de 2016

La verdad del jugo quema grasa que se volvió viral

Se han mezclado ingredientes que favorecen a una persona que quiere bajar de peso, indica la ingeniera de alimentos, Isela Caballero al escuchar la receta del jugo "milagroso", que según sus creadores "derrite la grasa del estómago". El video subido por el canal "Salud y usted" en YouTube se ha convertido en el más visto en estos días y El Día ha consultado con dos expertas para saber la verdad de esta bebida.

Una combinación. La combinación especial de varios ingredientes como el plátano, las semillas de linaza, el jengibre rallado, la piñas y almendras, puede ser tomado sin ninguna preocupación, enfatiza Caballero.

Eso sí, no se debe tomar por largas temporadas. "Puede ingerirlo una semana y descansar otra", agregó.

Recordó, que una dieta sana, equilibrada en hidratos de carbono, proteínas y grasas y repartida en cinco comidas al día con raciones moderadas y combinada con ejercicio constante es la mejor fórmula para tener un peso saludable.

Cuidado con el efecto rebote. Para la nutricionista Claudia Vargas esta bebida se caracteriza por la combinación de alimentos diuréticos. Destaca, la función del jengibre, que es un alimento que dentro de sus propiedades ayuda en la regulación del metabolismo del organismo. "Este tipo de métodos logra maravillosamente disminuir talla y peso pero con una probabilidad de que tengas un efecto rebote con el tiempo", advierte.

Recomiendan consultar con un experto. La especialista subraya que si bien solo se están utilizando alimentos de forma natural no todos los organismos son iguales. "Profesionalmente recomiendo a las personas que deseen bajar de peso que mejor acudan a una consulta con una nutricionista y no a recetas que encuentren en alguna página de internet", subrayó.

La receta 'milagrosa'. Mientras tanto, el video de la receta que consiste en un plátano, una cucharada de semillas de linaza, otra de jengibre rallado, media taza de rodajas de piñas y un tercio de taza de leche de almendras, sigue sumando vistos y me gusta. La fórmula, publicada el 12 de octubre acumula más de 3,3 millones de reproducciones y entre los comentarios, se encuentran casos de éxitos de personas que la han probado.