jueves, 12 de enero de 2017

Asocian dieta mediterránea a salud mental



Con la edad, las personas pierden células cerebrales y el cerebro se encoge, lo que puede afectar al aprendizaje y la memoria, pero quienes siguen la dieta mediterránea mantienen más volumen cerebral, según un estudio publicado en la revista Neurology, de la Academia Americana de Neurología.

Además, al contrario de lo que plantean estudios anteriores, según esta investigación, los cambios en el cerebro no parecieron estar relacionados con comer más pescado y menos carne.

El trabajo, realizado por un equipo encabezado por la doctora Michelle Luciano, de la Universidad de Edimburgo, asegura que las personas mayores que siguieron una dieta mediterránea conservaron más volumen cerebral durante los tres años del estudio que aquellos que no la siguieron.

La dieta mediterránea incluye el consumo de grandes cantidades de frutas, verduras, aceite de oliva, frijoles y cereales como trigo y arroz, así como cantidades moderadas de pescado, productos lácteos y vino, y más limitadas de carne roja y aves de corral.

"A medida que envejecemos, el cerebro se encoge y perdemos células cerebrales que pueden afectar el aprendizaje y la memoria (…) Este estudio agrega pruebas que sugieren que la dieta mediterránea tiene un impacto positivo en la salud del cerebro", aseguró en la publicación Michelle Luciano.

Para su trabajo, los investigadores recopilaron información sobre los hábitos alimenticios de 967 escoceses de en torno a 70 años que no sufrían demencia, a 562 de las cuales se les hizo una resonancia magnética a los 73 años para medir el volumen total de su cerebro, el de la materia gris y el grosor de la corteza cerebral.

De ese grupo, 401 personas regresaron para una segunda resonancia magnética a los 76 años, lo que permitió comparar sus volúmenes cerebrales y establecer una relación con su dieta.

Las personas que no siguieron tan de cerca la dieta mediterránea fueron más propensos a tener una mayor pérdida de volumen total de cerebro durante esos tres años que las personas que siguieron la dieta más fielmente, según el estudio.

Asimismo, los resultados no variaron cuando se tuvieron en cuenta otros factores que podrían afectar el volumen cerebral, como la edad, educación, padecer diabetes o presión arterial alta.

Y no se determinó que el consumo de pescado y carne estuvieran relacionados con los cambios cerebrales, lo que contradice estudios anteriores.

"Es posible que otros componentes de la dieta mediterránea sean responsables de esta relación, o que se deba a todos sus componentes combinados", dijo Luciano.

El estudio "sugiere que la dieta puede ser capaz de proporcionar una protección a largo plazo para el cerebro (…). Pero se necesitan estudios más amplios para confirmar estos resultados", agregó.

La dieta mediterránea incluye verduras y legumbres, la fruta, el pescado, las carnes blancas, la pasta, el arroz y los frutos secos, además del consumo de vino con moderación. Otro de los productos más recomendados es el aceite de oliva, que gracias al ácido oleico y a sus grasas de origen vegetal disminuye el riesgo de padecer obstrucciones en las arterias.

La dieta mediterránea promueve el consumo de aceite de oliva frente a otros tipos de aceite. En este patrón alimentario escasean productos como las carnes rojas, los dulces y los huevos.

Buena nutrición para días saludables

Susan Bowerman, MS, RD, directora de Entrenamiento y Educación Global para Nutrición, y Samantha Clayton, directora de Educación para Fitness Internacional de Herbalife se unieron para compartir sus principales consejos y tendencias sobre ejercicio físico en 2017 para comenzar el año nuevo de una forma saludable.

¿TUS RESOLUCIONES PARA EL NUEVO AÑO INCLUYEN LA PROMESA DE “COMER BIEN” Y HACER EJERCICIO?

Muchos de nosotros nos hacemos estas promesas en enero, pero ya en marzo recaemos poco a poco en nuestros viejos hábitos. Algunas personas encaran el problema de una forma demasiado agresiva –con dietas excesivamente restrictivas o rutinas de ejercicio físico que no pueden mantener– y pronto abandonan sus esfuerzos. Llevar un estilo de vida saludable es más que tan solo elegir los alimentos correctos: también se trata de complementar esas elecciones con más actividad física.

CONSEJOS Y TENDENCIAS PARA 2017

Descarta la silla de la oficina. Las investigaciones continúan demostrando el cuidado que se debe tomar por estar sentado durante muchas horas al día. Solo porque trabajes en un ambiente de oficina no significa que no puedes mantenerte activo. Incorporar más actividad a tu día puede ser tan simple como permanecer de pie frente a tu escritorio cuando hablas por teléfono, tener reuniones caminando o hasta usar las escaleras en lugar del ascensor.

REALIZA UNA CAMINATA DURANTE EL ALMUERZO

Para evitar una caída de energía por la tarde y poder concentrarte, realiza una caminata durante la hora del almuerzo. Un estudio reciente, publicado en el Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports, demostró que los paseos durante la hora del almuerzo pueden levantar el ánimo y la capacidad de las personas de controlar el estrés laboral. Si combinas tu caminata con un batido de reemplazo de comidas, tienes una comida práctica mientras haces un poco de actividad física.

COME DE UNA FORMA MÁS CONSCIENTE

Comer de una forma consciente significa prestar atención a los alimentos que eliges para aportar a tu cuerpo la energía adecuada. Establece hábitos de alimentación regulares y sigue algunas reglas simples para una dieta más saludable: incorpora muchas verduras y frutas enteras en las comidas y snacks, limita la ingesta de grasas y dulces, asegúrate de alimentar tus músculos con proteínas y bebe mucha agua.

PLANTÉATE DESAFÍOS:

Inscríbete en carreras como 5K, 6K, carreras con pistas de obstáculos y triatlones para poner a prueba tu cuerpo.

ÚNETE EN LÍNEA

En 2016, la industria del fitness tecnológico alcanzó nuevos niveles y resultó ser una solución muy práctica para muchas personas. Ahora es más fácil que nunca hacer ejercicio físico con una estrella del fitness en un país extranjero desde la comodidad de tu hogar o utilizar una aplicación de fitness o ejercicio físico para orientarte. Gracias a las transmisiones en vivo por Internet, prepárate para viajar, sin pasaporte, a una clase de fitness.

MANTÉN EL EQUILIBRIO

El foco del fitness se centra cada vez más en el bienestar general y no solamente en un programa de fitness ‘con soluciones rápidas’. Y lo mismo se aplica a la dieta. Este año verás más rutinas equilibradas que incluyan el ejercicio físico simple y probado de la vieja escuela, complementadas con una dieta saludable basada en una nutrición equilibrada para promover un estilo de vida saludable y activo.

EXPLORA MÁS FUSIONES:

Seguiremos viendo el foco en el entrenamiento funcional con tu propio peso que se puede hacer en cualquier lugar. Creemos que se desarrollarán más clases y programas con ‘fusión de estilos’ que incluyan elementos de varios programas de fitness, como yoga con resistencia, pilates y yoga, cardio con resistencia, etc. En 2016, “Piloxing”, una combinación de Pilates y boxeo, fue un gran éxito porque hizo una fusión integral de actividades y evitó que la gente se aburra. Este fue un año tipo combo de 2 formatos... veremos si en 2017 se materializa la fusión de 3 y 4 estilos.

RÁPIDO Y EFECTIVO:

Este año, la ciencia demostró la efectividad de una sesión intensa y breve y cada vez más personas dejarán de lado las sesiones de ejercicio de una hora y adoptarán rutinas más breves. Este año veremos nuevos ejercicios HIIT (High IntensityInterval Training - Sesión de Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad) que combinan momentos de descanso y recuperación.

lunes, 9 de enero de 2017

5 vegetales superpoderosos para sumar a tu menú en 2017

El menú que elijas cotidianamente puede marcar una gran diferencia en tu salud. Suma estos 5 vegetales a tu alimentación diaria, y haz del 2017 un año de bienestar.

1. Papa

Aunque desestimada por muchos como "engordante", la papa no solo no conduce al aumento de peso, sino que contiene más vitaminas, minerales y nutrientes que otros superalimentos "tradicionales" (como el aguacate, las nueces y los plátanos), ¡combinados! ¿Uno de sus beneficios más sobresalientes? Ayudaría a bajar la presión sanguínea, asegura el sitio Medical Daily.

2. Coles de Bruselas

Gracias al compuesto glucosinolato que contienen, podrían ayudar a prevenir el cáncer y a desintoxicar el cuerpo, refiere el sitio The World's Healthiest Foods, de la Fundación George Mateljan.

Los alimentos no son tus únicos aliados a la hora de prevenir el cáncer. Descubre más consejos, en este video con claves de la Sociedad Americana contra el Cáncer.

3. Kale

Al igual que muchos otros vegetales de color verde oscuro, como espinaca, acelga u hojas de rábano, podría potenciar tus vitaminas A, C y K, al igual que tu consumo de calcio y fibra, detalla el sitio LiveScience. De hecho, gracias a su alto contenido de antioxidantes, sería un gran aliado para prevenir el cáncer, agrega The World's Healthiest Foods.

4. Calabaza

Rica en potasio y betacaroteno, podría ayudarte a mantener tu sistema inmune y tu piel saludables, regular la presión sanguínea y prevenir los calambres musculares, afirma la nutricionista Heather McClees, en el sitio One Green Planet. ¿Te parece poco? Gracias a su alto contenido de fibra, auxiliaría al cuerpo en la digestión de los azúcares, manteniendo sus niveles en sangre estables.

5. Brócoli

Bien conocido por sus propiedades para prevenir el cáncer, este vegetal crucífero te aportará también montones de fibra, que contribuirá a darte saciedad, con apenas 30 calorías por porción. ¡Es un gran aliado para esquivar los problemas de peso!, resume el sitio de la revista Health.

Recuerda consultar a un médico antes de implementar cambios en tu alimentación.

domingo, 8 de enero de 2017

La carne, el pescado y la gelatina aportan colágeno

El colágeno se produce dentro del organismo siempre y cuando se lleven hábitos de vida saludables, como tener una dieta sana y equilibrada, hacer deporte y no fumar. El colágeno es una proteína que se encuentra en el cuerpo humano, en los huesos, músculos, piel y tendones.

El colágeno aporta la resistencia y la elasticidad necesaria para la piel y las distintas zonas de unión del cuerpo humano. Además, contribuye con fuerza, resistencia y protección de los mismos. Está íntimamente ligado con el rejuvenecimiento por su propiedad renovadora de las células.

Los principales alimentos que ayudan a la producción del colágeno son las carnes, pescados y gelatina. La carne es un elemento nutricional principal en la dieta, la de pollo, vaca y patas de cerdo, las patas de vaca, manitas de cerdo y caldos de hueso son ricos en proteínas y colágeno.

Si bien el porcentaje de colágeno en los pescados es menor, en comparación, con las carnes, estos también tienen una importante cantidad de proteína en la escamas.

Otros, como el salmón o atún, al ser altos en ácido omega 3, protegen la membrana adiposa alrededor de las células de la piel, reducen inflamaciones y proporcionan elasticidad y firmeza.

La gelatina posee casi un 90 por ciento de colágeno y es baja en calorías.

Las frutas y verduras de color rojo como las manzanas, cerezas, fresas, pimientos rojos, la remolacha contienen colágeno.

Las frutas ricas en vitamina C cumplen un proceso químico, vital para la producción de colágeno. Así pues frutas como la naranja, el kiwi, limón, pomelo, piña, mango y otros, también ayudan a potenciar esta producción. Además, al ser buenos antioxidantes, reducen la formación de arrugas.

La gran mayoría de las verduras como la col, el repollo, las berenjenas, escarola o las espinacas son muy positivas para la generación de la proteína.

Los alimentos con alto contenido en azufre estimulan la creación de colágeno. estos son el apio, las aceitunas negras o verdes, los pepinos, ajos, cebollas, plátano y tofu.

sábado, 7 de enero de 2017

TIPS para mejorar la alimentación de tus hijos

La obesidad infantil ya es considerada por la OMS como una epidemia global que ha llegado incluso a países con graves carencias alimenticias, pero donde la comida procesada ha logrado hacerse un hueco en los hábitos de consumo y Bolivia no es la excepción.

Se considera que un niño tiene obesidad cuando posee gran cantidad de tejido adiposo en su organismo. Estadísticamente el 80 por ciento de los niños con obesidad, serán adultos obesos. Esto los predispone a tener problemas relacionados con colesterol elevado, hipertensión arterial, problemas de calcificación (ósea), patologías de malformación de las articulaciones y huesos (debido al sobrepeso), arritmia, déficit atencional, cansancio físico y mental excesivo y problemas graves de corazón.

“A nivel mundial se calcula que en 2040 del total de niños el 84 por ciento padecerá obesidad. Esto no cambiará si no hay políticas de Estado y si en casa la familia no da el ejemplo, el niño tampoco modificará sus hábitos de consumo”, dijo a La Gaceta el médico nutricionista argentino Adrián Cormillot.



Factores de riesgo

Aunque la obesidad puede ser el resultado de una enfermedad de origen genético (endócrino), en el 99 por ciento de los casos los factores resultan ser ambientales, genéticos (no endócrinos) y psicológicos.

Como padres de familia debemos saber qué les estamos dando a nuestros hijos, pues consumen demasiada azúcar todos los días. Si analizamos desde la mañana les ofrecemos leche con chocolate, o un cereal con demasiada azúcar antes de ir a la escuela; para la merienda agregamos una bebida azucarada y galletas dulces; así que estamos hablando de que nuestros pequeños ya consumieron hasta antes de medio día más de tres raciones de azúcar.

Por otro lado, un estudio, realizado por la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, reveló que los niños que dijeron pasar más de cinco horas diarias utilizando un dispositivo móvil o viendo la televisión son más propensos a sufrir problemas de sobrepeso, informó Excélsior.

Es importante adoptar medidas sanas no sólo con relación a la comida sino al estilo de vida en general.

Tratamiento y prevención

Es fundamental que todo tratamiento comience a temprana edad. Si tu hijo tiene sobrepeso es aconsejable que un médico pediatra o un nutricionista determine si presenta síntomas de obesidad y sí fuera el caso, se deben adoptar medidas médicas y cambiar el estilo de vida en el hogar.

Es importante que tomes en cuenta ciertos aspectos como:



• Cambio de hábitos alimenticios. Incorporar alimentos sanos como verduras, frutas de estación, legumbres, carnes blancas y rojas con ricos condimentos.



• Ejercicio. No sólo es importante fomentar al niño a que realice ejercicio, también es importante que a él le agrade la actividad escogida para perder peso. Caso contrario todos nuestros esfuerzos se verán frustrados.



• Concientizar a tu pequeño sobre los riesgos. A menudo los niños (y en buena medida tampoco los adultos) no somos conscientes de los riesgos (en muchos casos mortales) que produce la obesidad.



• Seguimiento médico adecuado. Ya sea tu pediatra o un nutricionista infantil, pero es importante sobre todo cuando se trata de niños que estén guiados por un profesional.



Es fundamental que como mamás tomemos conciencia si hay sobrepeso. No darle importancia y creer que un “niño gordito” es señal de salud lleva a un problema durante el desarrollo y el resto de la vida.



Tips para una alimentación sana

Acá 10 consejos para mejorar la alimentación de tus hijos e instalarles hábitos saludables, que ha publicado el diario La Gaceta.



TIP 1: Cuando sea posible invítalos a participar en la preparación de los alimentos. Así es posible abordar el tema indirectamente y con menos resistencias.



TIP 2: Llévalos de compras. Si tu niño te acompaña a comprar la comida y participa de la elección de, por ejemplo, los tomates, después ayuda a lavarlos y a prepararlos, se siente protagonista. Esa participación favorece la incorporación de nuevos alimentos, algo que suele ser todo un desafío para nosotras las mamás.



TIP 3: Usa tu imaginación. La creatividad a la hora de ofrecer un nuevo alimento es fundamental para no cansar al niño y no agotarse en el intento. Intenta probar recursos como jugar a decorar el plato con los alimentos o armar un postre con frutas cortadas y dispuestas con formas, ahí puedes aprovechar el momento para incorporar una fruta nueva, como el kiwi.



TIP 4: No insistas con que termine todo el plato. Son los chicos quienes deben decidir cuánto comen. No hay que forzarlos a comer más cuando dicen estar satisfechos. Si lo hacemos, podemos llegar a distorsionar su registro de saciedad.



TIP 5: Aprovecha para que el momento de la comida sea un espacio de encuentro de la familia. Evita distracciones como la televisión porque que no favorece en nada.



TIP 6: No uses la comida como premio o castigo. “Si no comes, no hay postre” o “si te portas bien, te compro un helado” son recursos útiles a corto plazo, pero que no colaboran con la instalación de una alimentación sana.



TIP 7: Educa con el ejemplo. Si los papás no comen pescado, tampoco comerán sus hijos; si en casa no se come ensalada, los chicos no la verán como un alimento corriente.



TIP 8: Los alimentos vegetales pueden usarse como elementos principales en una dieta equilibrada. Las legumbres, frutas, verduras y hortalizas son clave en una alimentación sostenible y equilibrada. Promover estas costumbres desde la infancia es garantía de que se perpetúen en el tiempo. La fruta mezclada con hortalizas es una buena combinación alimentaria: se pueden incluir en ensaladas, mezcladas con yogur.



TIP 9: Organiza los momentos de las comidas. Es muy importante hacerlo en horarios regulares. Cuando se realizan dentro de una rutina se garantiza que el hábito persista de por vida.



TIP 10: No prohíbas el azúcar ni las grasas, sólo hay que limitarlas. Un niño al que no se le permite nunca comer un chocolate o papas fritas estará permanentemente pendiente de ellos. Si, por el contrario, lo limitamos a ciertas situaciones puntuales, como un cumpleaños o una tarde con amigos, para el niño será más fácil disminuirlas.

jueves, 5 de enero de 2017

La dieta de los pilotos para sobrevivir al Dakar



¿Qué comen los competidores del Dakar para aguantar la extenuante carrera? Sin duda, la alimentación y la hidratación son claves para el rendimiento de los pilotos, que debido al esfuerzo físico y a las altas temperaturas pueden perder hasta dos kilos en cada jornada, al gastar entre dos mil y cuatro mil calorías diarias. Te mostramos la dieta de alto rendimiento para estos corredores.

La famosa dieta

La dieta este año está compuesta por un desayuno que integra sólidos (tanto dulces como salados), proteínas de alto valor biológico, como huevos, leche y yogurt, frutas, pan blanco, pan integral y cereales. El almuerzo y la cena llevan carnes blancas y rojas, ensaladas frescas y en ocasiones carbohidratos, como arroz y puré. Como snacks consumen frutas y quesos.

La dieta para este Dakar se trabajó con 10 meses de anticipación al evento y participó del proceso la ASO (Amaury Sport Organisation del Dakar). Una vez elegidos los productos que serían incorporados al menú, los platos se desarrollaron en la Central de Alimentación Sodexo, en Argentina, donde se evaluó técnicamente la preparación de cada receta con el sistema Cook&Chill, para coordinar después sus degustaciones y aprobación final.

Durante los 15 días del rally, la multinacional francesa proveerá 16.000 lunch pack, 12.000 almuerzos y 22.000 cenas, además de 106.000 litros de agua y 15.000 litros de bebidas.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Carbohidratos descarta su mala fama

Son deliciosos, hacen aumentar de peso y no hay que consumirlos, estos son algunos de los rumores respecto al consumo de carbohidratos. Y en realidad estos alimentos son importantes para el organismo porque son la fuente principal de nutrientes y energía que necesita el cuerpo, afirma el nutricionista y dietista Edwin López.

Fuentes necesarias. Pueden provenir de almidones y azúcares. Entre los primeros se encuentran los cereales y tubérculos y entre los segundos están la caña de azúcar o azúcar refinada. Un 12% debe provenir de los carbohidratos en forma de azúcar, ya sea miel o azúcar blanca o morena y el 88% deben ser de almidones simples o aquellos que están unidos a celulosa, es decir cereales integrales que contengan fibra.

No exagerar el consumo. Una correcta distribución no solo de estos alimentos, sino también de las proteínas y lípidos aseguran el mantenimiento del peso correcto, por lo que una persona no tendría por qué “engordar”, explica López. Si sobrepasa los requerimientos del cuerpo obviamente aumentará de peso. Debe existir un balance energético y eso hay que manejarlo muy bien, resalta.

Lo natural siempre es lo mejor. La nutricionista, Verónica de Montoya, asegura que los carbohidratos son saludables y necesarios para la salud. Mientras menos procesados sean, serán mejores. Ahora aquellos carbohidratos refinados, podrían generar problemas, pero lo importante es saber dar al cuerpo el requerimiento indicado.

Infinidad de carbohidratos. Es mentira que los carbohidratos solo provienen de las harinas, es más, la mayoría de los alimentos tiene una cantidad de este elemento, afirma de Montoya. “Todas las frutas que tienen fructuosa tienen carbohidrato y no provienen de los alimentos con harina”, critica la profesional.

Consejo. Antes de hacer una combinación para la dieta, lo importante es realizar una selección y en ella deben incluirse aquellos que aporten buena calidad y evitar los carbohidratos que se hagan a base de harinas como los industrializados, aconseja De Montoya.

El consumo de estos alimentos es esencial para la vida, asegura López, incluso para el paciente diabético. "Lo que hay que contemplar es que estos alimentos vengan de cereales integrados que estén unidos a celulosa para reducir la capacidad de la absorción y evitar que el cuerpo pueda caer en una alteración metabólica como es la obesidad o diabetes", manifiesta.