martes, 19 de septiembre de 2017

Malta de cebada

Un alimento similar al trigo en sus propiedades
Debido a sus propiedades, la malta de cebada ya sea en bebida o en comidas, es un alimento con características nutritivas similares al trigo, al maíz o a la avena. “La malta en bebida no alcohólica es diferente a los energizantes, hidratantes o a las gaseosas, por su contenido nutritivo y por ser una bebida natural que repone energías, nutre y refresca”.

Conociendo más
La malta tiene un alto contenido de proteínas vegetales, ácido fólico y glutamínico, hierro, zinc, calcio y varias vitaminas del complejo B. Además, convierte los carbohidratos en glucosa e interviene en el metabolismo de las proteínas y grasas. Pero sobretodo, los minerales son determinantes en este caso, porque gracias a ellos se regulan adecuadamente los procesos hormonales y hay estimulación nerviosa y contracción muscular. De hecho, nuestros huesos y dientes necesitan de estos para poder formarse.
Como de la malta se pueden extraer mieles, maltas sólidas y leches malteadas, se recomienda a las personas con niveles altos de estrés, hipertensión y problemas digestivos o nerviosos que elijan la presentación más llamativa, evitando así exponerse a sustancias estimulantes como la cafeína.
Además de las vitaminas del grupo B, la malta contiene proteínas vegetales

jueves, 14 de septiembre de 2017

Semillas necesarias en tu dieta

Aunque las semillas existieron siempre y se usaban mucho en la antigüedad, en los últimos años, como muchos alimentos tienen cada vez menos fibras por el proceso de industrialización, volvieron a incluirse en las recetas diarias. Se usan en muchos panes y galletitas, pero también se sirven con ensaladas, sándwiches, tartas, jugos, yogures, o para condimentar y acompañar las comidas.

Tienen muchos beneficios para el cuerpo, porque son un alimento sano, con vitaminas, minerales y omega 3 y 6. Sirven para aumentar la proporción del colesterol bueno, HDL, y así disminuir el malo, LDL. Otro beneficio es que tienen fibras que mejoran el tránsito intestinal y previenen la constipación. También se usan para perder peso porque, como tardan en digerirse, producen saciedad. Algunas evitan la hinchazón o el aire en el estómago. Antes de consumir es importante prepararlas bien y conservarlas siempre en un lugar fresco y seco.

Cuáles son las propiedades de las semillas con más beneficios, y cómo incluirlas en tu dieta diaria.n Atención: están contraindicadas en personas con divertículos y colon irritable.

CHÍA

Propiedades: Es una gran fuente natural de omega 3 y 6, que tienen ácidos grasos insaturados y participan en el metabolismo del colesterol. Además, contienen proteínas y minerales como calcio, magnesio y fósforo.

Beneficios para el cuerpo: Favorecen el aumento del Colesterol HDL (Lipoproteínas de alta densidad), conocido como colesterol bueno, que ayuda a bajar el Colesterol LDL (Lipoproteínas de baja densidad) conocido como colesterol malo.

Calorías: Una cucharada sopera o 15 gramos, que es la porción diaria recomendada, aportan 56 calorías.

Con qué comerlas: Se pueden incorporar en jugos, yogur, sopas, panes, budines y postres. Para evitar el aire en el estómago se pueden comer molidas.

Para tener en cuenta: Remojar las semillas en un vaso de agua 30 minutos antes de consumir. Mantenerlas en la heladera, o en un lugar fresco y seco. Es preferible comprarlas envasadas al vacío.

LINO

Propiedades: Tienen las mismas propiedades que la chía, y como tienen ácidos grasos insaturados sirven para aumentar el HDL colesterol bueno y disminuir el malo.

Beneficios para el cuerpo: Además de mejorar el colesterol, mejoran los problemas de constipación.

Calorías: Una cucharada sopera o 15 gramos, que es la porción diaria recomendada, aportan 83 calorías.

Con qué comerlas: Se agregan en ensaladas , en el yogur, con granola o caldos. También se pueden tomar en ayunas diluidas en agua. Para evitar el aire en el estómago se pueden comer molidas.

SÉSAMO

Estas semillas se usaban en la antigüedad, en Asia y África, para la elaboración de panes. Ahora se usan mucho en los países árabes.

Propiedades: De estas semillas se extraen aceites insaturados, calcio, hierro, zinc y vitamina E.

Beneficios para el cuerpo: Tiene lecitina que ayuda a mejorar el Colesterol HDL o colesterol bueno.

Calorías: Una cucharada sopera, la porción diaria recomendada, aporta 83 calorías.

Con qué comerlas: Son muy buenas para condimentar. También se usan para panes, repostería, en ensaladas, con el yogur y tostadas. Le dan un sabor rico a las comidas.

Para tener en cuenta: Se deben guardar en lugar fresco y seco. Hay que comprarlas envasadas y con fecha de vencimiento. También se pueden comprar peladas.

Un tip: Sirven para hacer el gomasio, que es una sal de sésamo, que sirve para reemplazar la sal. Se hace tostando las semillas, luego se mezclan con sal marina y se muelen juntas.

GIRASOL

Propiedades: Estas semillas contienen muchos nutrientes, hidratos de carbono, proteínas y ácidos grasos insaturados, conocidos como omega 6. También tienen vitaminas A, B, C y E y minerales como magnesio, hierro y potasio. Son muy completas.

Beneficios para el cuerpo: Son muy buenas para mejorar el HDL o colesterol bueno.

Calorías: Contiene 96 calorías cada 1/4 de taza, que es la porción diaria recomendada.

Con qué comerlas: Se pueden comer tostadas o como un snack. Se incorporan en granolas y panes.

Para tener en cuenta: Se comen peladas, enteras, endulzadas o saladas. Como todas las semillas debe almacenarse en un lugar fresco y seco.

QUINUA

El cereal considerado grano de oro.

Propiedades: Contiene Fósforo, hierro, y es fuente de proteínas.

Beneficios para el cuerpo: Producen saciedad, tienen mucha fibra y retrasan la evacuación gástrica. Se recomiendan en muchas dietas para bajar de peso.

Calorías: Media taza o 45 gramos, que es la dosis diaria recomendada, contiene 163 calorías.

Con qué comerlas: Se agrega en sopas, tartas , barritas de cereal, granola, croquetas y panes.

Para tener en cuenta: Después de lavar bien, se deben cocinar en agua, donde se triplica su tamaño. No agregar sal para que no pierda los valores nutricionales.


viernes, 8 de septiembre de 2017

Tengo 60 años ¿cómo debo alimentarme?

Este artículo está dedicado a nuestros padres. Muchas personas a esta edad quieren informarse de cómo debe ser su alimentación, nosotros les daremos algunos consejos útiles.

En la tercera edad se pone en manifiesto los resultados de la herencia genética, medio ambiente, estilo de vida (ejercicios, deporte), hábitos (cigarrillo o alcohol), hábitos alimentarios. En esta etapa muchas patologías como hipertensión arterial, diabetes, osteoporosis o patologías cardiacas se manifestarán de manera tardía o temprana de acuerdo a dichos factores o simplemente no se presentarán.

Aunque según nuestro criterio profesional, si usted está en esta edad siéntase feliz, es una de las mejores generaciones que nutricionalmente hablando, ha sido alimentada, ya que su dieta era sin duda más orgánica, basada en cereales y frutas, verduras no transgénicas, carnes no procesadas, poco o escaso consumo de bebidas azucaradas envasadas.



Características del plan alimentario:

• Alimentación variada y equilibrada, de fácil masticación y digestión.

• Atractiva para que estimule el olfato y estimule el apetito.

• Abundante cantidad de líquidos (2 litros repartidos en varias tomas) agua e infusiones (mates, hervidos endulzados con miel o azúcar morena).

• Alimentos ricos en calcio (sésamo, acelgas, yogures, leche, queso, si es posible descremados).

• Rica en fibra (cereales integrales como la avena, legumbres, hortalizas, frutas y verduras bien lavadas).

• Reforzando el sistema inmune: (miel, canela, kéfir, alimentos ricos en zinc como las habas, vainitas, arvejas, carnes rojas, derivados lácteos huevos, y los cereales integrales).

• Reducir el consumo de sal y evitar el exceso de azúcar refinada.

• Consumir proteínas de alto valor biológico: huevo, carne de pescado, quinua, amaranto, avena, soja, arroz integral, germen de trigo, garbanzos.

• Alimentos ricos en vitamina C.: naranja, mandarina, kiwi, papaya, etc.

• Alimentos ricos en omega 3: frutos secos, trucha, semillas de chía y sésamo.

• Alimentos ricos en vitamina E: aceite de oliva, frutos secos, huevo, aceites vegetales, palta, semillas de girasol.

Recuerda: "¡Comer te hace bien y estar en movimiento más aún...!"

Para combatir desnutrición promueven consumo de soya

Destacando que las virtudes del “grano de oro” como nutriente sano y altamente saludable, lo colocan como un alimento excepcional que puede ayudar a combatir la desnutrición en Bolivia, además de favorecer a la economía de los más necesitados el IBCE y la Fundación Soya y Vida impartieron un Taller para capacitar a los responsables del área de cocina de las principales Casas de Acogida de La Paz a fines de agosto.

Luego de enseñar de forma práctica las múltiples posibilidades de preparación de alimentos que ofrece esta oleaginosa, la Fundación Soya y Vida comprometió una dotación periódica de este grano a las instituciones que manifiesten el real interés de aplicar el conocimiento adquirido, en favor de los necesitados.

“Nuestra presencia en La Paz obedece al interés de promover un mayor consumo de soya como un alimento directo para el ser humano, ya que no solo que es más barato que la carne, sino que tiene similares valores nutricionales. Los bolivianos aprovechamos menos del 30% de las más de 3 millones de toneladas que producimos, la mayor parte de las cuales se utiliza como el componente de proteína vegetal para elaborar el alimento balanceado en la producción de carnes de pollo, cerdo, res, pescado u otras, así como también leche, huevo, queso, etc.”, sostuvo Reinaldo Díaz, Presidente del INSTITUTO BOLIVIANO DE COMERCIO EXTERIOR (IBCE.

Asimismo resaltó que la soya puede ser una brillante respuesta para bajar el gasto de la canasta básica de las amas de casa: es un excelente producto de consumo porque cumple con los requerimientos proteicos y de aminoácidos.

Debido a su alto contenido de proteína vegetal, aminoácidos, aceite y fibra, la soya presenta las características ideales para ser el principal aliado en la lucha contra la desnutrición en Bolivia, afirmó Mónica Daza, Gerente de la Fundación Soya y Vida, entidad dedicada a promover el llamado “grano de oro” en el ámbito alimenticio.

La especialista fue la responsable de dictar el Taller dirigido a los responsables del área de cocina de las principales Casas de Acogida en el Comedor Popular San Calixto, centro de asistencia social que alimenta de forma gratuita a un promedio de 160 personas de la tercera edad, Daza presentó la soya como un alimento saludable para los bolivianos, dando a conocer de manera práctica las variadas formas de preparación de este grano.

Entre la gama de productos que pueden elaborarse mencionó: Leche de soya, puré, harina para preparar queques y tortas; hamburguesas, chicha y queso; además de su procesamiento para utilizarlo como alternativa al consumo de carne en las comidas diarias. Para el jesuita, Fernando Jiménez, Director del Centro Integral Comedor Popular San Calixto, el Taller fue de alta importancia al permitir a su personal identificar nuevos productos para el menú. alimento tan abundante en Bolivia y de tan bajo costo, pero tan poco usado, es muy bueno”, puntualizó.

Perejil, fuente de calcio


Todos conocemos esta hierba aromática que se emplea para decenas de platillos, pero quizás no sabemos cuáles son sus propiedades y beneficios. El perejil es realmente poderoso.

Crece casi en cualquier sitio, le aporta un rico sabor a la comida y se emplea desde hace siglos, tanto en la gastronomía como en la medicina alternativa.

- En cuanto a sus propiedades nutricionales debemos destacar que, por ejemplo, aporta una buena cantidad de vitaminas de los grupos A, B, C y D.

- Además nos ofrece una gran dosis de minerales (entre ellos el calcio, el potasio y el hierro).

- Como si todo ello no fuese suficiente, el perejil casi no tiene calorías ni grasas (100 gramos de hojas de la planta apenas cuentan con 36 calorías y 1 gramo de grasa).

- Es una fuente interesante de hidratos de carbono (4,6 gramos) y de fibras (3 gramos).

CONTENIDO NUTRICIONAL

Este humilde vegetal destaca por su riqueza en varios nutrientes:

- Es una fuente excelente de calcio ( 138 mg. por cada 100 g.), una taza de perejil picado aporta la misma cantidad de dicho mineral que un vaso de leche, pero además, al aportar simultáneamente vitamina C y magnesio, la absorción del calcio mejora hasta 50 veces.

- Es una excelente fuente de vitamina C (133 mg. por cada 100 g.), un tercio de taza de perejil contiene tanta vitamina C como una naranja.

- Es rico en vitamina K (1640 mcg. por cada 100 g.) importante para la coagulación y la salud ósea.

- Es el vegetal verde más rico en betacaroteno, un importante antioxidante e inmunoprotector.

- Es una buena fuente de potasio (554 mg. por cada 100 g.)

- Contiene más hierro que las carnes rojas ( 6,20 mg. por cada 100 g.).

- Es una buena fuente de fibra.

- El perejil es una buena fuente de Boro, un mineral particularmente importante para combatir la menopausia y mantener alejada la osteoporosis. Además, el perejil es una de las mejores fuentes alimenticias de flúor, otro gran fortalecedor de los huesos. Por si fuera poco, hay que señalar que el perejil aporta cantidades importantes de clorofila, sustancia que otorga color verde a los vegetales y que tiene propiedades antisépticas.

jueves, 31 de agosto de 2017

Al sustituir la carne no cometan este error

Debido a múltiples mensajes acerca de lo nocivo que es el consumo de carne animal, por las condiciones de cría de éstos y el sufrimiento que supone su muerte para alimentar a la población, mucha gente está adoptando el vegetarianismo o el veganismo como modo de vida.

Sin embargo, para algunas personas el dejar de comer carne y sustituirla por su contraparte vegetal es muy complicado, o hasta traumático, y es que tienen en mente que el alimento que se reemplaza con un componente del reino vegetal tiene que parecerse o ser similar al del reino animal, por lo que algunas empresas se han dado maña para presentar el producto como más sano pero muy cercano a la carne roja.

Es el caso de la empresa Impossible Food (comida imposible, en español), que puso en el mercado una hamburguesa vegetal que gracias a una salsa secreta sangra, y tiene sabor y color muy parecido al de la carne. El mencionado ingrediente tiene leghemoglobina (abreviado en inglés SLH o simplemente heme), es un producto de la ingeniería genética.

El heme no fue aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), pero la empresa lo puso en el mercado desde 2016, a pesar de esa salvedad.

Según un artículo publicado por Silvia Ribeiro en ecoportal.net, "La leghemoglobina usada para esta hamburguesa, es una proteína creada en laboratorio que imita una presente en la raíz de las plantas de soya, pero producida en tanques por microbios alterados mediante biología sintética".

La empresa asegura que hasta la fecha no se han encontrado daños colaterales derivados del consumo del heme, la FDA considera que la versión construida mediante biología sintética, así como las proteínas adicionales que aparecieron de forma inesperada según un estudio realizado por la entidad estadounidense, "son desconocidas y tienen potencial alergénico y otros desconocidos".

Por otra parte, fuera de ese tipo de hamburguesa, que quizás no llegue a nuestro medio, cuando se consume una dieta vegetariana hay que tener cuidado de proporcionarle al cuerpo los nutrientes y proteínas que éste necesita para su desarrollo saludable.

Si se quiere sustituir la alimentación basada en carne animal está bien, pero hay que hacerlo con conocimiento y con el debido cuidado, no reemplazándola por productos sintéticos o faltos de proteínas, que pueden resultar igual o peor de nocivos para el organismo.

Trucos para que ellos mejoren su rendimiento

Es posible que a la hora de mejorar tu rendimiento deportivo recurras a una infinidad de trucos y estrategias enrevesadas y en ocasiones realmente complejas. Nosotros te proponemos cuatro sencillos consejos que te ayudarán a mejorar tu rendimiento deportivo considerablemente.

DUERME AL MENOS 7 HORAS

Una privación del sueño puede ser muy perjudicial para tu salud y para tu forma física; la falta de sueño puede aumentar en gran medida tus niveles de hormonas como el cortisol, que favorece la pérdida de masa muscular y a su vez te dificulta la pérdida de masa grasa.

Si eres incapaz de dormir 7 horas, o crees que tu descanso durante estas 7 horas es insuficiente, es muy conveniente que sigas una rutina habitual para acostarte, que recurras a la respiración profunda y que evites la luz azul que emiten los aparatos electrónicos como los teléfonos móviles o los ordenadores durante las horas previas a acostarte.

AUMENTA EL CONSUMO DE CAFEÍNA

Si no padeces de hipertensión o taquicardia, es posible que te beneficie mucho el consumo de cafeína. Esta se encuentra en alimentos como el café, el té, el chocolate, la guaraná o la yerba mate, pero también de forma aislada en suplementos deportivos o en pre-entrenamientos, junto con otros nutrientes como la creatina o la beta-alanina.

El consumo de dosis de entre 3 y 6 miligramos de cafeína por kilogramo de peso corporal puede reducir nuestra percepción de fatiga y aumentar nuestro rendimiento cognitivo, convirtiéndola en un nutriente ideal al que recurrir en etapas de entrenamientos exigentes o estudio intenso.

COME FRUTA ANTES DE ENTRENAR

La fruta es rica en hidratos de carbono simples, minerales y agua.

Los hidratos de carbono simples se absorben de forma rápida y son una gran forma de conseguir energía durante las horas previas al entrenamiento, los minerales como el potasio y el calcio pueden favorecer la transmisión del impulso nervioso y muscular y el agua de las frutas es capaz de ayudar a disminuir el riesgo de sufrir deshidratación, la cual puede hacer que nuestro rendimiento deportivo caiga en picado. Por todo ello, la fruta es un pre-entrenamiento que deberíamos tener muy en cuenta.

EVITA USAR ROPA DE ALGODÓN

La ropa de algodón es muy cómoda y abrigada, y es precisamente ese el problema; que abriga más que otros tejidos como la lycra o el poliéster.

Al entrenar, el sudor puede provocar que los poros de algodón se cierren, de modo que seremos menos eficientes a la hora de eliminar el calor de nuestro cuerpo. Esto provocará que aumente nuestra temperatura corporal, favoreciendo la deshidratación y en definitiva, disminuyendo nuestro rendimiento, por lo que, a la hora de entrenar, la ropa de algodón no es precisamente la que más te conviene.


Aprovecha los nutrientes de tus alimentos

a mejor medicina que puedes aportarle a tu cuerpo tanto para tratar como para prevenir cualquier tipo de problema en la salud es la alimentación. Esto todos lo sabemos, pero en ocasiones resulta difícil consumir una comida saludable, ya sea porque los ingredientes utilizados no son los más saludables o porque no tenemos tiempo para preparar una comida como es debido, pero justamente para esto te hemos traído una pequeña recopilación de alimentos saludables que puedes preparar en el microondas, en apenas unos minutos y sin sacrificar los nutrientes de los alimentos.

Además, puedes combinarlos de la forma que más prefieras y así obtener varias opciones rápidas y saludables para tu menú. Veamos cuáles son.

VERDURAS AL VAPOR

Preparar las verduras de esta forma resulta muy importante para reducir la pérdida de valor nutricional, que prácticamente es completa si utilizamos el método de cocción, por ejemplo.

Aquí, sin embargo, bastará que coloques tus verduras frescas en una fuente resistente al calor, viertas unas cucharadas de agua y envuelvas todo con papel plástico, dejándolas cocinar por apenas unos minutos para que tengas uno de los alimentos básicos de una dieta saludable listos para degustar.

FRUTOS SECOS TOSTADOS

Los frutos secos, especialmente las nueces, así como el coco rallado pueden tostarse en el microondas para obtener un rico complemento para acompañar cereales, ensaladas o para saborizar todo tipo de comidas, pues además de acentuar su sabor, al tostar este tipo de alimentos se los hace más saludables.

PESCADO

El pescado es un alimento muy digerible y nutritivo, lleno de proteína, vitaminas y ácidos grasos esenciales, además ser de muy rápido de preparar. La variedad que puedes utilizar depende de tu gusto y de lo que quieras gastar, pero seguramente encontrarás un pescado que cumpla con tus requerimientos. Y para prepararlo, solo debes condimentarlo a gusto y envolverlo en papel plástico o de cocina, y colocarlo en el microondas durante un par de minutos.

HUEVOS

Es cierto que los huevos no son recomendados para comer en exceso, pero si lo utilizamos en nuestra dieta de forma moderada, constituyen un alimento muy nutritivo que incluso se utiliza para sustituir a la carne.

Además, son muy sabrosos y fáciles de preparar, para lo cual solo debes cocinar en un recipiente aceitado 2 huevos revueltos durante 1 minuto; luego le añades algún condimento, un poco de queso, vuelves a batirlo y de nuevo al microondas por algunos segundos, y obtendrás un preparado delicioso e ideal para acompañar con todo tipo de comidas, incluso a modo de salsa.

PAPAS Y TUBÉRCULOS

Cuando hablamos de vitamina C solemos pensar en las naranjas y los cítricos, pero en realidad consumiendo unas 4 papas al día sería suficiente para ingerir las cantidades necesarias de esta vitamina, a la vez que estaríamos obteniendo un rico contenido en fibras y vitamina A. Por ello, al consumir una papa se debe tener cuidado de obtener todos sus nutrientes, lo cual se logra cocinando todo el tubérculo, incluida la cáscara. Para esto, lo primero que debes hacer es lavar muy bien cada papa, asegurándote de quitar cualquier suciedad de la superficie. Una vez limpias, puedes practicarle unos cortes en forma de cruz, o realizarle unos agujeros en su superficie. Colócalas en un plato dentro del microondas durante unos 8 minutos o hasta que estén tiernas.

martes, 29 de agosto de 2017

Adriana Salinas La dietista y nutricionista llega a Cochabamba para dar una charla

Con el objetivo de promocionar un adecuado estilo de vida sana, en base a una buena alimentación, este 2 de septiembre llega a Cochabamba la nutricionista, dietista y deportista Adriana Salinas Ressini, para brindar la conferencia “La nutrición más allá

de los mitos y tendencias”.

Salinas es una de las bolivianas más conocidas en el campo de la nutrición, gracias a la aceptación y promoción de los nuevos hábitos de vida en su página: www.adrisalinas.com y su marca Adrifitness, donde están más de 50.000 seguidores en sus cuentas de Facebook e Instagram.

Ella trabaja con asesorías de nutrición online con pacientes de Bolivia, Colombia, Argentina, México y EEUU, entre otros.

La profesional sostiene que explicar la ciencia de la nutrición en un lenguaje fácil y brindar consejos que puedan ser implementados en la vida diaria, se han convertido en una verdadera pasión.

“Tengo la misión de contagiar a más personas a seguir este estilo de vida saludable y considero que durante la charla lograremos discutir varios puntos que obstaculizan el plan de construir nuevos hábitos de vida”, afirma Salinas.

La dietista señaló que ella se acercó a este tipo de vida a muy temprana edad y con los años esto fue modificando su estilo de alimentación. “Aprendí que una alimentación balanceada no solamente tiene el poder de ayudarnos a prevenir y tratar cientos de enfermedades fisiológicas, sino que también tiene el poder de ayudarnos a tener una adecuada salud emocional”.

De acuerdo a la nutricionista existen otros factores intrínsecos, como por ejemplo: muchos de sus pacientes comen, pero no porque necesitan o sienten hambre, sino porque quieren calmar una emoción.

“Hay muchas maneras de crear una nueva mentalidad en la persona, para controlar y equilibrar el estado de ánimo sin tener que buscar alimento”, añade Salinas.

Este y otros tópicos podrán ser conocidos y socializados en el curso, que se desa-rrollará en el hotel Camino Plaza, a partir de las 17:00. El costo de ingreso a la con- ferencia es Bs 120 y el punto de venta en la heladería Blueberry, en la calle Beni.

Consejos de vida saludable



Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) una alimentación saludable ayuda a protegernos de la malnutrición, de las enfermedades no transmisibles como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer. La falta de actividad física también está entre los principales factores de riesgo para la salud en todo el mundo. Asimismo, los hábitos alimentarios sanos comienzan en los primeros años de vida (la lactancia materna favorece el crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo).

En cuanto a los alimentos, las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta calórica total para evitar un aumento de peso, limitar el consumo de azúcar libre a menos del 10% de la ingesta calórica total forma parte de una dieta saludable (para obtener mayores beneficios, se recomienda reducir su consumo a menos del 5% de la ingesta calórica total). En cuanto a la sal, mantener el consumo por debajo de 5 gramos diarios ayuda a prevenir la hipertensión y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y de accidente cerebrovascular en la población adulta.

Acerca de los 10 hábitos saludables básicos que deberían mantenerse a lo largo del año, Susan Bowerman, experta en nutrición MS, RD, Directora de Entrenamiento y Educación Global en Nutrición de Herbalife, sugiere:

1. Desayunar: Aquellas personas que desayunan son más propensas a mantener un peso saludable. Tu cerebro necesita combustible después del ayuno durante la noche.

2. Moverse más: Aparte del ejercicio regular, intentar añadir más actividad al día. Utilizar las escaleras, caminar o andar en bicicleta para hacer diligencias, caminar por la casa mientras se habla por teléfono.

3. No comer delante de una pantalla: Ya sea una computadora, televisión o pantalla de cine, cuando comes frente a ellas, no te estás concentrando en tu comida y es probable que termines comiendo más y disfrutando menos.

4. Dejar de comer cuando uno está apurado: Esto significa comer en el auto, caminando por la calle haciendo diligencias o mientras te estás vistiendo por la mañana. Tómate el tiempo para sentarte, concentrarte en tu comida y disfrutar.

5. Observar las calorías líquidas: A menos que tu bebida sea una comida en sí, los líquidos deben ser tan bajos en calorías como sea posible. Consigue la mayor parte de tu energía de los alimentos, no de las bebidas, es una de las maneras más fáciles de cortar el exceso de calorías.

6. Mantenerse hidratado: Muchos de los procesos del cuerpo dependen del agua, pero muchas personas no beben lo suficiente. Mantén agua o té cerca tuyo y disfruta durante todo el día.

7. Incluir proteínas en todas las comidas: La proteína satisface mejor el hambre que las grasas o los carbohidratos. Inclúyela en cada comida y prefiere alimentos como yogur, frutos secos, batidos, palitos de queso o una lata de atún como bocadillos.

8: Incluir una fruta o verdura en cada comida: Las frutas y verduras te dan la mayor cantidad de nutrición por el menor número de calorías. Además poseen un alto contenido en agua y fibra.

9. No saltarse comidas: Saltarse comidas rara vez funciona como una medida de control de calorías. Luego terminas compensándola en la siguiente ocasión. Comer pequeñas comidas y bocadillos cada tanto es una mejor estrategia.

10. Levantar pesas: El entrenamiento de fuerza quema calorías, puede levantar tu estado de ánimo y ayuda a mantener los huesos fuertes. También te ayuda a construir la masa muscular, lo que te hace más fuerte y puede contribuir a aumentar la tasa metabólica basal.

Proteínas para vegetarianas

El veganismo no solo es una tendencia en boga, sino un estilo de vida que puede estar ligado a una vida saludable e incluso tener una filosofía detrás. Instagram muestra en abundancia alimentos vegetales, la gente está empezando a dar prioridad a la verdura sobre la carne y cada vez se oye hablar más de cómo una forma de vida vegana puede ser buena incluso para el planeta. Según un informe reciente de Mintel (compañía global de investigación de marketing), el interés en los productos veganos se mantendrá en lo que resta del año, corroborando que la comida vegana ocupa una parte muy importante en las dietas actuales. ¿Pero qué alimentos vegetales son los que tienen un mayor contenido proteínico?

Las proteínas son fundamentales para que tu cuerpo funcione correctamente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un adulto necesita al día una media de 0.8 gramos de proteína por kilo de peso. Por ejemplo, si alguien pesa 60 kilos, necesita 48 gr. de proteínas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, además del peso, otros aspectos, como la actividad física, tienen una gran importancia en la cantidad de proteínas que realmente necesita el cuerpo.

Cualquiera que siga una dieta flexitariana o que coma carne habitualmente ingiere más proteínas de forma natural. Para que los veganos y vegetarianos consigan la misma cantidad, necesitan incluir en sus dietas alimentos ricos en proteínas.

Paula Luján, quien está a cargo de la Biotienda Soltierraluna, un espacio de salud, saber y bienestar, conversa con M de Mujer sobre qué proteínas vegetales consumir cuando decides reducir o eliminar la ingesta de carnes o proteínas animales.

Proteínas vegetales que sustituyen a las animales

Luján explica que cuando uno es vegetariano lo que necesita hacer es buenas combinaciones de alimentos para que así pueda obtener una proteína vegetal completa. “Es más fácil explicar el tema de proteína vegetal completa utilizando la comida boliviana de antaño”, apunta como ejemplo.

La experta señala además que es importante combinar granos/cereales con leguminosas. El plato paceño es una buena combinación en el sentido que contiene habas (leguminosas), choclo (cereal o grano), papa (carbohidrato) y queso (un tipo de proteína también). Otra buena combinación es la phisara de quinoa, porque en la quinoa (cereal) cocinada tiene habas (leguminosa) y se sirve con cebollita verde y papas. La papa a la huancaína es un buen plato porque contiene la salsa de maní (leguminosa) que se acompaña de papa (carbohidrato) y de lechuga; como este plato lleva queso fresco (todo lácteo es rico en proteína) y huevo duro, entonces cuenta con varias fuentes de proteína, explica Luján, quien hace 10 años se ha ido formando en prevención en el área de la salud, así como en terapias holísticas.

Tomando en cuenta otras culturas, Luján da ejemplos de platos o preparaciones que contienen proteína vegetal completa:

• Frijoles negros (leguminosa) acompañados de arroz (cereal), mejor si es integral. En Centro América, preparan una sopa de frijol negro, encima se sirve el arroz y se puede añadir pico de gallo y palta.

• El hummus (un puré elaborado en base a garbanzo hervido y condimentado con mantequilla de sésamo, limón y ajo), se acompaña con palta y ensalada verde, además de pan pita.

• El tofu que llega de la cultura asiática, también es una fuente de proteína. Se lo puede combinar de múltiples formas con vegetales salteados y arroz al estilo asiático.

• El seitán (que se obtiene del gluten del trigo) es también una buena fuente de proteína.

Luján explica que usar tofu y seitán son controversiales, el primero porque toda la soya en Bolivia es transgénica y el seitán, porque tiene gluten y no es apto para las personas celiacas.

“Cada vez que leguminosas como habas, arvejas, porotos, lentejas, garbanzo y maní se combinan con granos/cereales como el trigo, arroz, maíz o quinoa se obtiene una proteína vegetal completa”, subraya Paula a modo de resumen.

Cuando optas por reducir la ingesta de carnes y proteínas animales

Para mujeres que si bien no son vegetarianas, pero optan por reducir el consumo de carnes y proteínas animales, Luján recomienda que se fijen bien en lo que comen. “En Bolivia, nos sobrepasamos en la ingesta de carbohidratos cuando decidimos evitar la carne, pero los carbohidratos solos nos dan energía pero no terminan por cumplir con la nutrición, por eso recalco la importancia de saber combinar los alimentos”, indica.

Paula explica además que cuando se evita el consumo de proteína de origen animal es importante iniciar el día comiendo fruta o tomando un zumo verde para así tener nutrientes y energía buena (que viene en forma de fructosa).

“Lo que se necesita evitar a toda costa son los alimentos procesados y que contienen azúcar, porque el azúcar baja las defensas y nos da una falsa sensación de energía que a la larga afecta de forma negativa en el bienestar del cuerpo”, resalta.

“En el tema de la alimentación vegetariana hay que elegir las batallas”, dice Luján y explica que consumir proteína vegetal es más importante que no hacerlo. “Cada quien necesita decidir hasta dónde va a ceder en sus creencias ecológicas o puristas”, concluye.

La Biotienda Soltierraluna abrió sus puertas en el invierno de 2007, con el fin de ofrecer productos orgánicos para quienes justamente han decidido tomar responsabilidad en el bienestar de su cuerpo. Actualmente, la Biotienda Soltierraluna ha ampliado su oferta de productos que van desde verduras orgánicas, pasando por productos procesados artesanalmente, hasta una gama de panes y sustitutos de pan, terminando con una oferta de cereales como la quinoa, trigo y amaranto.



SER VEGETARIANA,

Consejos para las primeras semanas

Decidir ser vegetariana implica no solo cambiar la alimentación, sino también un estilo de vida. Luján puntea ciertas recomendaciones para mujeres que están viviendo sus primeros días como vegetarianas:

• Que en su comida tenga una fuente de verdura de hoja, puede ser espinaca de ensalada, lechuga, arúgula; una fuente de raíz, puede ser betarraga, rábano o zanahoria; una fuente de la familia de la calabaza, que puede ser pepino o carote (zuchini); una leguminosa, que puede ser vainita, haba, garbanzo, poroto, arveja. Y a todo lo anterior, se añade aceituna, tomate o palta o sino, se quita la aceituna, tomate o palta y se añade algún tipo de oleaginosa como sésamo, linaza o almendra (usualmente esto último se añade como parte del aderezo de la ensalada).

• Con una dieta vegetariana es indudable que el sistema digestivo va a desintoxicarse. Por esta razón, es mejor tomar bastante agua para así ir eliminando los residuos tóxicos, ya sea por el sistema digestivo o por el sistema urinario.

• Lo más importante para la mujer que ha decidido realizar cambios en su alimentación es que comience a comprar verduras de la mejor procedencia posible. Esto significa comprar orgánico, sin pesticidas.


Limón para la digestión

Su jugo contiene muchas propiedades para la salud
El limón ocupa un primer lugar entre los frutos curativos, preventivos y de aporte vitamínico, transformándolo en un gran eliminador de toxinas y un poderoso bactericida. Este jugo se compone de aproximadamente 5% de ácido cítrico.

Propiedades
El limón es una rica fuente de vitamina C. También contiene vitaminas como la vitamina B, la riboflavina y minerales como calcio, fósforo, magnesio, así como las proteínas y los hidratos de carbono. El consumo diario de agua de limón proporciona una serie de beneficios para la salud como:
Puede ayudar a aliviar muchos problemas de digestión cuando se mezcla con agua caliente. Estos incluyen náuseas, ardor de estómago y parásitos. Debido a las cualidades digestivas de jugo de limón, los síntomas de indigestión, como ardor de estómago, flatulencia y eructos se sienten aliviados. Al beber el jugo de limón con regularidad, ayuda a que los intestinos eliminen los residuos de manera más eficiente aliviando el estreñimiento y ayudando a pasar las heces más blandas.
El limón actúa como un purificador de la sangre y como un agente de limpieza

Video En Hora Buena: Alimentacion y Ansiedad

sábado, 26 de agosto de 2017

Proteínas de leguminosas son eficaces en tumores


Las lectinas, proteínas presentes en las leguminosas, permiten reconocer la superficie de las células cancerígenas e incluso llegar a inhibir sus funciones malignas, explicó a Efe la experta Teresa García Gasca.

Dichas proteínas presentan un factor citotóxico que permite la inhibición de las células cancerígenas de diferentes tipos, siendo más sensibles las de cáncer de colon.

"Es relevante en contra del cáncer, ya que este utiliza muchas enzimas proteolíticas para llevar a cabo diferentes funciones como la invasión y la metástasis", detalló la investigadora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Los inhibidores de proteasas de las leguminosas dan la oportunidad de inhibir ciertos procesos de esta invasión cancerígena.

"Sabemos perfectamente que las lectinas en vía oral pueden inhibir la tumorogénesis temprana en colon", afirmó esta ingeniera en bioquímica industrial y especialista en Ciencia de los Alimentos.

La eficacia de la proteína infiere "en los tumores en estadios tempranos", no así en los tardíos, dijo la experta, quien aclaró que no son moléculas que matan a las células cancerígenas.

Se mostró optimista en que en un plazo de 3 a 5 años la lectina "pueda ser un agente terapéutico en comunión con otros agentes quimioterapéuticos".

"Actualmente, sabemos que las lectinas son capaces de inhibir", algo que abre "un campo de investigación amplio y nuevo", a fin de que puedan llegar a provocar la muerte celular.

Aunque este hallazgo fue detectado durante una investigación sobre el frijol tépari, "cualquier tipo de leguminosas puede contener este tipo de proteína".

"La soya contiene inhibidores de la misma familia", ejemplificó, agregando que en esta leguminosa ya "se han estudiado inhibidores con acción terapéutica".

En lo relativo al frijol, los investigadores extraen "un grupo de proteínas por métodos químicos", que posteriormente purifican para poder administrar en dosis farmacológicas.

Al ya conocer las moléculas de interés presentes en la leguminosa, el gen es clonado en bacterias para obtener una proteína recombinante mediante métodos biotecnológicos. "Esta proteína mostró también ser citotóxica", agregó.

Las lectinas son proteínas complejas y resulta "de alta relevancia" el descubrimiento de esta lectina recombinante.

El grupo de investigación que encabeza García ahora debe "repetir los experimentos básicos de toxicología y los experimentos básicos sobre cáncer".

"Una vez tengamos completa certeza de que esta lectina clonada sí tiene el efecto que nosotros ya encontramos en la lectina nativa, podremos hacer experimentos en humanos", tras las pruebas realizadas en animales, señaló.

Por ello, aún "es pronto para sacar conclusiones sobre su potencial terapéutico", matizó.

viernes, 25 de agosto de 2017

Kiwi, la fruta más completa

El kiwi es la fruta más completa según un estudio destinado a evaluar el valor nutricional de 27 frutas diferentes, para informar sobre cuáles son las más interesantes desde el punto de vista dietético. El kiwi obtuvo la puntuación más alta (16), seguido de la papaya (14), el mango y la naranja (11), la manzana (10), y un largo etcétera.

Una de las razones que han llevado al kiwi a lo más alto del podio nutricional es su riqueza en vitaminas C, E y A, y trazas del grupo B, en potasio, calcio, cobre, magnesio y fibra, con sólo trazas de proteínas, apenas grasas y buenos carbohidratos.

Además, sabías que contiene dos veces más vitamina C que la naranja y el doble de vitamina E que la palta, y también buena cantidad de vitamina A, pero con el 40% menos de calorías, y las vitaminas combaten la oxidación de las arterias.

Es rico en sales minerales, sobre todo el potasio con 330 mg. Casi tanto como el plátano considerado la fruta más rica en este elemento.

Además, contiene fibra dietética en forma de pectinas que ayudan en el tránsito intestinal, y a reducir el colesterol.

Reduce el estrés y los nervios

Disminuye el estreñimiento

Sirve para adelgazar y eliminar la retención de líquidos

Ayuda a la digestión

Mejora la circulación de la sangre

Mejora los huesos

Favorece el sistema inmunitario

Combate la anemia

Filtra los rayos solares

¿QUIÉNES NO PUEDEN COMER KIWI?

Las personas que son alérgicas a una enzima llamada proteolítica actinidia, no pueden consumir kiwi, así como tampoco papayas o piñas. Los que tienen tendencia a desarrollar (piedras en el riñón) tampoco, porque esta fruta es rica en oxalatos de calcio. Justamente por esta razón, los niños han de reducir la ingesta, aunque no eliminarla por completo. Debido a su contenido en potasio, no se recomienda para los que padecen de insuficiencia renal.

Leche hay una sola y es de vaca

El consumo de leche es importante en cualquier edad, no sólo en niños, lactantes o adultos mayores, pero con el auge de otros tipos de alimentación como el veganismo, la leche y sus derivados perdieron su lugar preferido, acusados de provocar trastornos o enfermedades.

La nutricionista María del Pilar Milke defiende su consumo y explica sobre el riesgo de eliminarlos de la mesa familiar, sobre todo en la infancia.

¿En qué momento la vaca dejó de ser esa generosa aliada que los chicos dibujaban en sus cuadernos para transformarse en la enemiga pública número uno? La respuesta no es una sola, pero los cambios sociales de las últimas décadas nos dan una clave importante.

Con la expansión de las medicinas alternativas, las dietas vegetarianas y sus variantes, como el veganismo (que propone la abstención de cualquier tipo de alimento de origen animal, incluida la miel) los lácteos dejaron de ser esa panacea del menú hogareño y se los empezó a señalar como causantes de alergias, afecciones estomacales y respiratorias, y hasta cáncer.

La irrupción de internet no hizo más que aportar a la confusión; lo que antes se discutía en un consultorio ahora es materia de debate en blogs, redes sociales o sitios de aficionados. “Lo terrible es que se afirman cosas que no están sostenidas por ningún estudio serio. Desde hace 10 mil años, cuando el hombre dejó de ser nómada y comenzó la vida sedentaria para dedicarse al cultivo y a la cría de ganado, los lácteos acompañaron su evolución”, alerta Milke. “Nuestros antepasados descubrieron que la leche es un alimento completo, aporta proteínas, hidratos y grasas, además de micronutrientes como vitaminas y minerales. Es muy versátil en la cocina y se puede consumir en todo el ciclo de vida”, explica la nutricionista.

FUENTE DE SALUD

Para planificar la dieta, cuidar la salud y eventualmente consultar con un médico cualquier duda, hay algunas cuestiones fundamentales para entender por qué, cómo y cuándo es bueno consumir leche.

Cuando hablamos de lácteos nos referimos a la leche de vaca y sus derivados, como el yogur y el queso. Estos aportan proteínas de alto valor biológico, todos los aminoácidos esenciales, calcio y vitaminas como la D y las del complejo B, entre ellas la B12, que solo está presente en los alimentos de origen animal. El calcio y la vitamina D son fundamentales en la formación de huesos y dientes, y junto con el fósforo y el magnesio colaboran en la prevención de la osteoporosis.

La recomendación es cubrir 1000 miligramos de calcio por día, que se consiguen con un vaso de leche, un yogur y una porción de queso (en total tres porciones, según la Guía de Alimentación Saludable). Es preferible elegir quesos blandos, ya que tienen menos grasa y sal que los duros. Y en general, conviene optar por los descremados, ya que su proporción de grasa es mucho menor, pero conservan todas las propiedades nutricionales; los niños a partir de los 2 años ya pueden consumirlos.

Los lácteos son fundamentales en la dieta de los chicos y los adolescentes, ya que la mayor reserva de calcio en el organismo se da hasta los 25 años de edad. En las mujeres que no alcanzaron a cubrir una cuota adecuada, el riesgo de sufrir osteoporosis es mucho mayor.

Por otra parte, el calcio que se obtiene de los lácteos tiene una biodisponibilidad mayor que el de los vegetales; es decir que aunque una taza de leche y una de almendras tengan casi la misma cantidad de este mineral, nuestro cuerpo aprovechará mucho más el calcio de la leche.

La leche también es importante para la hidratación, ya que se compone de agua en un 90 por ciento. Por eso es ideal para los deportistas, ya que además de rehidratarlos los ayuda a reponer proteínas.

Por su composición, los lácteos son excelentes vehículos para otros nutrientes, como hierro, fibras, vitaminas A y D y fitoesteroles, que se agregan industrialmente. Así, un pote de yogur puede cubrir necesidades nutricionales específicas y ser una colación o snack excelente mezclada con frutas secas, cereales, etc.

LÁCTEOS EN LA MIRA

Ante la tendencia de reemplazar los lácteos por productos de origen vegetal, Milke afirma: “La única leche es la de vaca; hay que utilizar correctamente las categorías y no confundir a la gente. No hay ‘leche de almendras o de mijo’, sino jugo de almendras o de mijo”.

En este sentido, la profesional aclara que “hay productos de soja adicionados con calcio, vitamina D, pero es mucho más trabajoso llegar a los niveles de calcio necesarios sin consumir lácteos, y además, es más caro. En los chicos también se juegan los hábitos; es más difícil que se acostumbren al sésamo, la almendra, la espinaca, el salmón, pero es más probable que les guste un flan o un yogur”.

Respecto de la peligrosidad de los aditivos o conservantes, las especialistas coinciden en que no existe ningún riesgo en ese sentido: los aditivos de la leche son de vitaminas, y aunque se puede encontrar una pequeña cantidad de sustancias pesticidas en la leche (que absorbe la vaca cuando pasta en el campo), su nivel es mínimo y no implica un riesgo para la salud.

Milke también aclara que nunca debe consumirse la leche directamente del animal, sino siempre elegir la pasteurizada y homogeneizada. Y tampoco debe hervirse, ya que sus condiciones higiénicas son óptimas y al hervirla se pierden nutrientes.

jueves, 17 de agosto de 2017

Vida saludable con buena nutrición

La nutricionista Susan Bowerman, experta internacional de la compañía Herbalife, aporta con algunos consejos básicos para que cada vez más personas puedan tener una vida activa y saludable, en ocasión de recordar el Día del Nutricionista (11 agosto).

Boverman se basa en datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que sugiere una alimentación saludable para ayudar a protegernos de la malnutrición, de las enfermedades no transmisibles como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer. “

La falta de actividad física también está entre los principales factores de riesgo para la salud en todo el mundo. Asimismo, los hábitos alimentarios sanos comienzan en los primeros años de vida (la lactancia materna favorece el crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo), según datos de la OMS.

En cuanto a los alimentos, la nutricionista explica que las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta calórica total para evitar un aumento de peso, limitar el consumo de azúcar libre a menos del 10% de la ingesta calórica total forma parte también de una dieta saludable, por lo que recomienda reducir su consumo a menos del 5% de la ingesta calórica total. En cuanto a la sal, mantener el consumo por debajo de 5 gramos diarios ayuda a prevenir la hipertensión y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y de accidente cerebrovascular en la población adulta.

Acerca de los 10 hábitos saludables básicos que deberían mantenerse a lo largo del año, Susan Bowerman sugiere:

Desayunar: Aquellas personas que desayunan son más propensas a mantener un peso saludable. Tu cerebro necesita combustible después del ayuno durante la noche.

Moverse más: Aparte del ejercicio regular, intentar añadir más actividad al día. Utilizar las escaleras, caminar o andar en bicicleta para hacer diligencias, caminar por la casa mientras se habla por teléfono.

No comer delante de una pantalla: Ya sea una computadora, televisión o pantalla de cine, cuando comes frente a ellas, no te estás concentrando en tu comida, y es probable que termines comiendo más y disfrutando menos.

Dejar de comer cuando uno está apurado: Esto significa comer en el auto, caminando por la calle haciendo diligencias, o mientras te estás vistiendo por la mañana. Tómate el tiempo para sentarte, concentrarte en tu comida y disfrutar.

Observar las calorías líquidas: A menos que tu bebida sea una comida en sí, los líquidos deben ser tan bajos en calorías como sea posible. Consigue la mayor parte de tu energía de los alimentos, no de las bebidas, es una de las maneras más fáciles de cortar el exceso de calorías.

Mantenerse hidratado: Muchos de los procesos del cuerpo dependen del agua, pero muchas personas no beben lo suficiente. Mantén agua o té cerca tuyo y disfruta durante todo el día.

Incluir proteínas en todas las comidas: La proteína satisface mejor el hambre que las grasas o los carbohidratos. Inclúyela en cada comida y prefiere alimentos como yogur, frutos secos, batidos, palitos de queso o una lata de atún como bocadillos.

Incluir una fruta o verdura en cada comida: Las frutas y verduras te dan la mayor cantidad de nutrición por el menor número de calorías. Además poseen un alto contenido en agua y fibra.

No saltarse comidas: Saltarse comidas rara vez funciona como una medida de control de calorías. Luego terminas compensándola en la siguiente ocasión. . Comer pequeñas comidas y bocadillos cada tanto es una mejor estrategia.

Levantar pesas: El entrenamiento de fuerza quema calorías, puede levantar tu estado de ánimo y ayuda a mantener los huesos fuertes. También te ayuda a construir la masa muscular, lo que te hace más fuerte y puede contribuir a aumentar la tasa metabólica basal.


lunes, 14 de agosto de 2017

Consejos de vida saludable en el día del nutricionista en Latinoamérica

Herbalife apoya la gran labor de los nutricionistas y aporta algunos consejos básicos de Susan Bowerman, nuestra experta internacional en nutrición, que ayudan al cuidado de la salud.

(Santa Cruz de la Sierra, 10 de agosto).- Herbalife, compañía global de nutrición, celebra el Día del Nutricionista, que tendrá lugar el próximo 11 de agosto en la mayoría de los países de Latinoamérica, difundiendo la importancia que tiene una buena nutrición y su impacto en la salud. En este sentido, Herbalife acompaña y promueve el trabajo diario de todos los nutricionistas que hacen posible que cada vez más personas puedan tener una vida más activa y más saludable.
“La elección de este día no es casual, sino que coincide con el aniversario de nacimiento del Doctor Pedro Escudero, considerado el padre de la Nutrición en Latinoamérica y fundador de la primera Escuela de Nutricionistas-Dietistas de la región”, señala Carolina Chevallier, Senior Manager Asuntos Científicos Herbalife Centro y Sudamérica. “El Dr. Escudero es considerado un pionero ya que hace más de 80 años propuso por primera vez las cuatro leyes de la alimentación que rigen los principios fundamentales de una alimentación saludable: la ley de la cantidad, de la calidad, de la armonía y de la adecuación”, explica Chevallier.
Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) una alimentación saludable ayuda a protegernos de la malnutrición, de las enfermedades no transmisibles como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer. La falta de actividad física también está entre los principales factores de riesgo para la salud en todo el mundo. Asimismo, los hábitos alimentarios sanos comienzan en los primeros años de vida (la lactancia materna favorece el crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo).
En cuanto a los alimentos, las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta calórica total para evitar un aumento de peso, limitar el consumo de azúcar libre a menos del 10% de la ingesta calórica total forma parte de una dieta saludable (para obtener mayores beneficios, se recomienda reducir su consumo a menos del 5% de la ingesta calórica total). En cuanto a la sal, mantener el consumo por debajo de 5 gramos diarios ayuda a prevenir la hipertensión y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y de accidente cerebrovascular en la población adulta.
Acerca de los 10 hábitos saludables básicos que deberían mantenerse a lo largo del año, Susan Bowerman, experta en nutrición MS, RD, Directora de Entrenamiento y Educación Global en Nutrición de Herbalife, sugiere:
1. Desayunar: Aquellas personas que desayunan son más propensas a mantener un peso saludable. Tu cerebro necesita combustible después del ayuno durante la noche.
2. Moverse más: Aparte del ejercicio regular, intentar añadir más actividad al día. Utilizar las escaleras, caminar o andar en bicicleta para hacer diligencias, caminar por la casa mientras se habla por teléfono.
3. No comer delante de una pantalla: Ya sea una computadora, televisión o pantalla de cine, cuando comes frente a ellas, no te estás concentrando en tu comida, y es probable que termines comiendo más y disfrutando menos.
4. Dejar de comer cuando uno está apurado: Esto significa comer en el auto, caminando por la calle haciendo diligencias, o mientras te estás vistiendo por la mañana. Tómate el tiempo para sentarte, concentrarte en tu comida y disfrutar.
5. Observar las calorías líquidas: A menos que tu bebida sea una comida en sí, los líquidos deben ser tan bajos en calorías como sea posible. Consigue la mayor parte de tu energía de los alimentos, no de las bebidas, es una de las maneras más fáciles de cortar el exceso de calorías.
6. Mantenerse hidratado: Muchos de los procesos del cuerpo dependen del agua, pero muchas personas no beben lo suficiente. Mantén agua o té cerca tuyo y disfruta durante todo el día.
7. Incluir proteínas en todas las comidas: La proteína satisface mejor el hambre que las grasas o los carbohidratos. Inclúyela en cada comida y prefiere alimentos como yogur, frutos secos, batidos, palitos de queso o una lata de atún como bocadillos.
8. Incluir una fruta o verdura en cada comida: Las frutas y verduras te dan la mayor cantidad de nutrición por el menor número de calorías. Además poseen un alto contenido en agua y fibra.
9. No saltarse comidas: Saltarse comidas rara vez funciona como una medida de control de calorías. Luego terminas compensándola en la siguiente ocasión. . Comer pequeñas comidas y bocadillos cada tanto es una mejor estrategia.
10. Levantar pesas: El entrenamiento de fuerza quema calorías, puede levantar tu estado de ánimo y ayuda a mantener los huesos fuertes. También te ayuda a construir la masa muscular, lo que te hace más fuerte y puede contribuir a aumentar la tasa metabólica basal.


Diez hábitos saludables para sostener todo el año


El 11 de agosto en la mayoría de los países de Latinoamérica se celebra el Día del Nutricionista.La fecha coincide con el nacimiento del doctor Pedro Escudero, considerado el padre de la nutrición en el continente latino y fundador de la primera escuela nutricionista-dietista de la región. Hace más de 80 años propuso por primera vez las cuatro leyes de alimentación saludable en base a cantidad, calidad, armonía y adecuación.

Carolina Chevallier, senior manager de asuntos científicos de Herbalife hace notar que en la alimentación diaria las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta calórica total (para evitar un aumento de peso), también hay que limitar el consumo de azúcar libre a menos de 10% de la ingesta calórica total y la sal tendría que mantenerse por debajo de 5 gramos diarios.

Acerca de los 10 hábitos saludables básicos que deberían mantenerse a lo largo del año, Susan Bowerman, experta en nutrición MS, RD, Directora de Entrenamiento y Educación Global en Nutrición de Herbalife, sugiere:

1. Desayunar: Aquellas personas que desayunan son más propensas a mantener un peso saludable. El cerebro necesita combustible después del ayuno durante la noche.

2. Moverse más: Aparte del ejercicio regular, intentar añadir más actividad al día. Utilizar las escaleras, caminar o andar en bicicleta para hacer diligencias, caminar por la casa mientras se habla por teléfono.

3. No comer delante de una pantalla: Ya sea una computadora, televisión o pantalla de cine, cuando se come frente a ellas, es probable que se termine comiendo más de lo debido.

4. Dejar de comer cuando uno está apurado: Esto significa comer en el auto, caminando por la calle haciendo diligencias, o mientras uno se está vistiendo por la mañana. Hay que tomarse el tiempo para sentarse, concentrarse en la comida y disfrutar.

5. Observar las calorías líquidas: A menos que la bebida sea una comida en sí, los líquidos deben ser tan bajos en calorías como sea posible. Se debe consiguir la mayor parte de la energía de los alimentos, no de las bebidas. Esta es una de las maneras más fáciles de cortar el exceso de calorías.

6. Mantenerse hidratado: Muchos de los procesos del cuerpo dependen del agua, pero muchas personas no beben lo suficiente. Hay que mantener el agua o té cerca y disfrutarla durante todo el día.

7. Incluir proteínas en todas las comidas: La proteína satisface mejor el hambre que las grasas o los carbohidratos. Inclúyala en cada comida y elija alimentos como yogur, frutos secos, batidos, palitos de queso o una lata de atún como bocadillos.

8. Incluir una fruta o verdura en cada comida: Las frutas y verduras dan la mayor cantidad de nutrición por el menor número de calorías. Además poseen un alto contenido en agua y fibra.

9. No saltarse comidas: Saltarse comidas rara vez funciona como una medida de control de calorías. Luego se termina compensándola en la siguiente ocasión. Comer pequeñas comidas y bocadillos cada tanto es una mejor estrategia.

10. Levantar pesas: El entrenamiento de fuerza quema calorías, puede levantar el estado de ánimo y ayudar a mantener los huesos fuertes. También te ayuda a construir la masa muscular, lo que lo hace más fuerte a uno y puede contribuir a aumentar la tasa metabólica basal.

sábado, 12 de agosto de 2017

No somos lo que comemos, somos lo que queremos

Queridos lectores les escribimos desde Córdoba Argentina aprovechando nuestro viaje de congreso, queremos compartirles la cultura culinaria desde otra parte del mundo.

Cuando uno llega a este país tiene en su itinerario visitar un lugar que sirvan un buen asado, ya que la mejor carne es la argentina, aunque irónicamente también tienen una de las mejores cocinas vegetarianas. Y en esta ocasión tuvimos el placer de corroborarlo.

De paseo por el elegante y tranquilo barrio de General Paz, encontramos un restaurante temático de milanesas que combina lo tradicional con una versatilidad de sabores. De toda su carta quisimos probar algo diferente, la elección fue una milanesa de calabaza rebozada en semillas y una milanesa de lenteja con arroz yamani, preparaciones deliciosas y saludables.

Sentir el placer crocante de la milanesa y la tranquilidad de lo saludable te deja un buen sabor de boca.

La cultura del bienestar va creciendo cada vez más en ciudades grandes y eso se refleja en las opciones más saludables de sus menús, pero eso también se ve reforzado por la promoción de está. En nuestro caso nos sorprendimos al leer el mensaje escrito en sus servilletas, "No somos lo que comemos, somos lo que queremos", pues cuánta verdad en eso, bien uno elige lo que va a comer o lo que dejará de comer, es nuestra elección, es nuestra responsabilidad saber qué es mejor para nosotros.

Este punto sobre la correcta elección de los alimentos y él por qué es una de las funciones del personal en salud, y en especial de nosotros los especialistas en nutrición.

La semana que viene te contaremos algo muy lindo e interesante sobre el té. Quédate atento a nuestro próximo artículo. Y recuerda "comer te hace bien y estar en movimiento más aún".

jueves, 10 de agosto de 2017

Aprovecha los carbohidratos

Harinas es el nombre coloquial que muchas personas utilizan para referirse a esa parte del alimento que “engorda”. Técnicamente, esas harinas son los carbohidratos, es decir el almidón que ofrece el arroz, la papa, los frijoles, el trigo, entre otros.

Cuando se come cualquier alimento que naturalmente contiene almidón, esa parte puntual del alimento aporta energía útil al cuerpo para pensar, moverse, ejercer fuerza física o resistencia en el deporte. Además cada alimento natural tiene otros constituyentes que benefician, por ejemplo, aportando vitaminas, minerales, antioxidantes etc. necesarios para sentirse bien y activo.

Para el cuerpo es indistinto si el almidón proviene de una papa cocida o del arroz graneado, en su necesidad de funcionar utilizará eficientemente esa energía. Cuando la energía que se le da al cuerpo supera las necesidades de gasto, ésta se acumula en forma de grasa (triglicéridos).

Si el cuerpo no recibe lo suficiente de estos almidones, empezará a consumirse a sí mismo para conseguir energía. Como primer recurso oxidará la grasa almacenada en el cuerpo para generar energía y como segundo recurso utilizará las proteínas del músculo.

Cuando una persona tiene sobrepeso se debe reducir los alimentos que son muy ricos en energía. Pero antes de pensar en retirar los alimentos cuya energía se usa eficientemente y aporta otros beneficios al cuerpo, deben reducirse aquellos que a pesar de estar hechos a base de almidones, suelen estar altamente procesados y son reconocidos por el cuerpo como azúcar.

La eficiencia que tiene el cuerpo para utilizarlos varía y suelen ser muy concentrados en este ingrediente de manera que puede aportar más calorías acumulables en forma de grasa.

Las personas que requieren controlar su peso pueden reducir la cantidad de alimentos naturales ricos en almidones, pero no eliminarlos. Sumado a ello es importante practicar actividad física para incrementar el gasto y tonificar la masa muscular.

Pueden combinarse carbohidratos en un mismo plato lo importante es que la suma de ambos no supere las necesidades, la afirmación de “no se pueden mezclar harinas” es un mito. En cada paso del proceso de digestión (que empieza en la boca) se va partiendo física y químicamente el almidón hasta llegar a su mínima expresión: ambos alimentos terminarán siendo glucosa (azúcar).

Tal vez con esta explicación piense que da lo mismo papa, arroz o frijoles, que si bien aportan energía, no es en la misma concentración; además cada alimento tiene cualidades nutricionales que los hacen únicos. El tamaño de porción así como la frecuencia de consumo de cada alimento, marca la diferencia en el buen balance.

Antes de tener miedo a las “harinas” recordemos que las necesitas para sentirte activo. La cantidad y el hecho que estén lo más natural posible es la clave para disfrutarlas sin culpas.


miércoles, 9 de agosto de 2017

El maíz en la dieta


Ayuda a incrementar las defensas en el organismo
El maíz forma parte de las comidas diarias de las familias, que acompañan con el almuerzo. Esta gramínea es un producto propio de América Latina que tiene un alto contenido de carbohidratos. Por cada 100 gramos hay 25 de carbohidratos que no solo aportan calorías sino azúcares y nutrientes.

Conociendo más
El nutricionista Camilo Andrade nos explica que esta cualidad dota al cuerpo de energía, por lo que se recomienda que sea aprovechado por deportistas y niños en crecimiento que por su constante actividad física requieren de energía. Otra propiedad nutricional que encuentra en este cereal es que no tiende a engordar a las personas, si es que se consume moderadamente.
Una tercera propiedad del maíz o “mote” es la fibra, elemento que reduce los niveles de colesterol, mantiene saludable el aparato digestivo y evita los estreñimientos. “La fibra del mote arrastra el colesterol malo y lo elimina a través de las heces, además es antioxidante por el contenido de betacarotenos”, detalla.
El maíz alimenta pero no engorda

martes, 8 de agosto de 2017

Hierro y calcio en las necesidades nutricionales de la mujer

¿Qué papel juegan el hierro y el calcio en la alimentación de la mujer? La responsable de salud y nutrición de Nestlé, Anabel Aragón, conversa con la coordinadora de nuestro programa de radio, Henar Fernández, sobre este asunto.



*¿Qué factores difieren en las necesidades nutricionales de mujeres y hombres?

Son necesidades similares de un individuo a otro; no obstante la edad, el sexo, el estado fisiológico, la actividad física o el clima influyen en las necesidades de energía y nutrientes.

La composición corporal del hombre se caracteriza por una mayor proporción de masa magra o muscular respecto a la de la mujer; la mujer dispone de un depósito graso mayor que el hombre.

Los tejidos magros son metabólicamente más activos, y necesitan más energía, lo que no ocurre con la masa grasa, de ahí la diferencia de necesidad de energía, superior en hombres que en mujeres. Otro aspecto fisiológico diferenciador es el sistema hormonal, ya que la mujer tiene menstruaciones periódicas en edad fértil; la menopausia en el entorno de los 50 años, así como estados fisiológicos por los que puede pasar como el embarazo o la lactancia. Estos estados son los responsables de que, en ellos, las mujeres deban cuidar especialmente sus necesidades nutricionales.



*¿Es el hierro una de las carencias nutricionales más destacadas en las mujeres?

A partir de la primera menstruación, las mujeres necesitan un aporte de hierro adicional al de los hombres, y este requerimiento se mantiene elevado hasta la menopausia.

El hierro es un mineral esencial para producir hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos encargada de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo.

El hierro debe ser repuesto a partir de los alimentos y si su ingesta es inadecuada, aumenta el riesgo de anemia ferropénica, por carencia en la cantidad o aumento de las pérdidas.

Según las OMS, en 2005, el 30% de las mujeres del mundo tenía anemia frente al 12% de los hombres, siendo proporcionalmente menor en países económicamente más desarrollados. Aunque las causas de la anemia son múltiples, se estima que el 50 por ciento se producen por falta de hierro en la dieta. Estas cifras muestran el grave problema de salud pública que supone la deficiencia de hierro, especialmente en las mujeres de edad fértil. La prevalencia en España se estima entre 5/10 por ciento de las mujeres en estado fértil.



*¿Cuáles son las recomendaciones de ingesta de hierro?

Es de 18 miligramos/día para mujeres en edad fértil, y 9 miligramos para hombres y mujeres postmenopáusicas. En el embarazo aumentan estas necesidades a 25 miligramos, debido al crecimiento de nuevos tejidos. En España, las mujeres en edad fértil, tienen una ingesta media inferior a sus necesidades, cubriendo el 80 por ciento de las mismas.

La recomendación es hacer un seguimiento médico regular, valorar los casos susceptibles de suplementación si se tiene déficit, y seguir una alimentación variada y saludable asegurando las fuentes de hierro, tanto animales como vegetales.

Las principales fuentes de hierro son las carnes, mariscos, pescados y huevos, aquí es donde el hierro es de mayor calidad y se absorbe mejor. Y en segundo lugar, legumbres, frutos secos y hortalizas de hoja verde. Es muy importante destacar que el hierro de fuentes animales es absorbido por el cuerpo de forma más eficaz que el de fuentes vegetales.

No obstante, el aporte de vitamina C en la misma comida contribuye a aumentar la absorción de hierro. Por ejemplo, si comes lentejas, y tomas como postre una naranja o algún otro cítrico, rico en vitamina C, como kiwi o fresas, se absorbe con mejor eficacia el hierro de las lentejas.

Anabel, la menopausia se asocia con mayor riesgo de osteoporosis. ¿El calcio es el mayor riesgo de carencia en esta etapa?

El calcio es un mineral esencial que cumple muchas funciones en el organismo, pero la principal es formar parte de los huesos, dándo dureza y densidad a nuestro esqueleto.

Pero, además del calcio, numerosos nutrientes son claves para la salud ósea, como el magnesio, el fósforo, el manganeso, el zinc, o las vitaminas D, C y K.

Cuando hay un desequilibrio entre el calcio que se almacena en el hueso y el que sale del mismo, se produce la osteoporosis, reduciendo la densidad del hueso e incrementando el riesgo de fracturas.

Aunque este proceso se da tanto en hombres como en mujeres de edad avanzada, ocurre con más frecuencia en mujeres postmenopáusicas. ¿Por qué? Porque para mantener ese equilibrio, el hueso de la mujer necesita de un cierto nivel de estrógenos en sangre, que en esa etapa postmenopáusica se ven reducidos considerablemente promoviendo un incremento de las pérdidas de hueso.

Mientras que los hombres pierden entre un 20/30 por ciento de su masa ósea durante su vida, las mujeres pueden llegar a perder hasta el 50%.

Las mujeres tienen un tamaño de densidad de hueso menor que los hombres. La cantidad máxima de densidad del hueso se alcanza entre los 25/35 años, por lo que hasta esas edades es lógico que tengamos un aporte de calcio en la dieta, así como el seguimiento de un estilo de vida saludable y activo.



*¿Qué alimentos aportan calcio?

Los lácteos, en primer lugar, seguido de legumbres, pescados, hortalizas, frutos secos. Su absorción se ve favorecida por la vitamina D y el ácido del estómago, pero sobre todo por situaciones fisiológicas que suponen un aumento de sus necesidades como adolescencia, embarazo, lactancia, así como la práctica de actividad física.

Es importante recalcar que los lácteos siguen siendo la principal fuente de calcio en la dieta, con el 48% del calcio total.

La ingesta recomendada de calcio es de 800 miligramos al día, aunque la ingesta media se acerca e incluso supera esta cantidad. El 82 por ciento de las mujeres entre 45 y 65 años tienen una ingesta inferior a sus necesidades, que ascienden a mil miligramos al día.

Las fracturas espontáneas por falta de densidad ósea o en casos de osteoporosis avanzada se pueden reducir con suplementación combinada de calcio y vitamina D, junto con una adecuada exposición al sol, y practica de ejercicios adaptados a la edad, pero debe ser el médico quien establezca el tipo de suplementación idónea.





Las principales fuentes de hierro son las carnes, mariscos, pescados y huevos, aquí es donde el hierro es de mayor calidad y se absorbe mejor.



Otra fuente de hierro son las legumbres, frutos secos y hortalizas de hoja verde, pero es muy importante destacar que el hierro de fuentes animales es absorbido por el cuerpo de forma más eficaz que el de fuentes vegetales.



Es importante recalcar que los lácteos siguen siendo la principal fuente de calcio en la dieta, con el 48% del calcio total.

Vitaminas para los huesos



El doctor Elías Vidaurre explica que junto con el fósforo, el calcio es el mineral fundamental para la formación de los huesos sanos. “De hecho, los huesos están compuestos aproximadamente por un 70% de calcio, de ahí que sea primordial el consumo regular de alimentos ricos en calcio, en especial en la adolescencia, ya que es la etapa de la vida en la que se forma la mayor parte de la masa ósea”, indica.

Consejo médico
Al igual que hacemos con el resto de nuestro cuerpo, es fundamental cuidar nuestros huesos para mantenernos sanos y libres de problemas y enfermedades en el futuro. Por eso, es importante prestar atención a su cuidado desde pequeños. Hay que tener en cuenta que los huesos soportan el peso de nuestro cuerpo, son nuestra estructura, sirven de protección de los órganos y partes blandas y nos permiten movernos y realizar todos los movimientos.
“Las mujeres posmenopáusicas deben aumentar el consumo diario de calcio (1.000-1.500 mg), así como de vitamina D, ya que en esta etapa la pérdida de masa ósea es mayor. También deben aumentar el consumo de calcio y vitamina D las personas con alguna enfermedad como puede ser la anorexia, así como aquellas que sufran de intolerancia a la lactosa, vegetarianas, con tratamientos con corticoides y aquellas que no tomen de forma habitual el sol”, indicó.
Asimismo advierte que por el contrario, el tabaco y el alcohol, son grandes enemigos de nuestros huesos por lo que hay que evitarlos en lo posible..

Pepinos proteicos



El nutricionista Camilo Andrade explica que además de ser un fruto es bajo en hidratos, aporta más de un 20 por ciento de proteínas al cuerpo. En cuanto a su composición nutricional destaca su contenido de calcio, fósforo, potasio y magnesio.

Con respecto a las vitaminas, aporta su dosis de vitamina A, tan necesaria para la salud visual, además de E, potente antioxidante, algo de vitamina C y de B1, B2 y B3.

Conociendo más
El pepino (Cohombro) es un fruto ideal para refrescarse, que puede incluirse en ensaladas de todo tipo, siendo su cualidad el sumar frescura al diario vivir, y ayudar a alcalinizar el organismo, lo que es necesario para mantener la salud y prevenir enfermedades, entre ellas, el cáncer. Se trata además de un alimento ideal para las personas con sobrepeso, ya que es diurético, bajo en calorías y libre de grasas. “Comer pepino consigue controlar el nivel de acidez en la piel.
Al aplicar pepino en la piel se pueden curar quemaduras solares.
Toda el agua que contiene el pepino actúa como una aspiradora, que elimina los que el cuerpo no necesita. De hecho, el consumo regular de pepino puede disolver cálculos renales”, explica el nutricionista.

lunes, 7 de agosto de 2017

Aminoácidos en el cacao

Ayuda a la formación de huesos firmes
El cacao contiene triptófano un aminoácido que favorece la producción de serotonina. Otros aminoácidos que se encuentran en el cacao son la fenetilamina y la anandamina. Es uno de los alimentos más ricos y completos que la naturaleza nos ofrece. Sus propiedades beneficiosas eran ya bien conocidas por los antiguos pobladores de Mesoamérica que los utilizaban como medicina y alimento energizante.

Propiedades
El nutricionista Camilo Andrade explica que el cacao contiene además teobromina, una sustancia que ejerce una acción tónica sobre el organismo, activa la diuresis y estimula la circulación sanguínea, aportando las vitaminas A y B y minerales como el calcio, fósforo, hierro, magnesio, cobre y potasio.
Asimismo ayuda a reducir el riesgo de padecer de cáncer gracias a que es rico en flavonoides, antioxidantes que actúan a nivel celular y combaten los radicales libres y evitan la formación de células cancerosas. El ácido fólico y la tiamina (B1) que contiene como materia prima, son nutrientes indispensables para la regulación del metabolismo.
El cacao estimula los neurotransmisores y alivia la depresión

El maní en la dieta

Consúmelo con moderación ya que contiene calorías
Aunque debe ser consumido con moderación, por tratarse de un alimento muy rico en calorías, incorporarlo a la dieta cotidiana resulta muy provechoso por el alto nivel de grasas monoinsaturadas y proteínas que contiene. Es un alimento apto para enfermos celíacos y además ayuda a reducir el nivel de colesterol en sangre.

Conociendo más
Los maníes están vinculados a un descenso de la mortalidad general de entre 17 y 21% y una disminución de 23 a 38% de las defunciones por enfermedades cardiovasculares, según los investigadores del estudio publicado en la revista de la asociación médica estadounidense JAMA.
El maní o cacahuate posee nutrientes sumamente beneficiosos para el organismo humano, pero seguramente muy pocas veces te han contado en forma detallada cuáles son los beneficios que aporta a tu salud. El nutricionista Camilo Andrade explica que consumirlo previene las enfermedades más comunes del corazón.
Ayuda a reducir el colesterol malo en el organismo

Alcohol en la salud


Todas las bebidas en exceso dañan el cerebro
El consumo excesivo de alcohol hace que la persona se vuelva una adicta y que cada vez necesite más para “surtir el efecto deseado”, como ser, emborracharse o bien, no se da cuenta de que sus reacciones comienzan a fallar hasta mucho después de varias copas. El alcohol causa efectos indeseables en la salud, tanto física como mental.

Peligros
Ir de copas con colegas al salir de la oficina o aprovechar el fin de semana para ir a una discoteca está bien, sin embargo, el problema radica cuando las bebidas alcohólicas son frecuentes toda la semana. El doctor Elías Vidaurre nos explica algunas afecciones que ocasionan el exceso de consumo.
El alcohol actúa como si fuera una perturbación en la membrana neuronal, lo que altera su flexibilidad y permeabilidad. También incrementa la función inhibitoria, por eso se cree que nos quita la vergüenza y la sensación de hacer el ridículo. Más allá de lo que se dijo en relación al hígado, perjudica al páncreas y el estómago se puede ver afectado por úlceras, gastritis, ardor, irritación, sensación de fuego o hasta cáncer en los casos más graves.
Estos problemas o perjuicios se dan cuando se bebe en exceso, no de vez en cuando en una fiesta o una cerveza los fines de semana, siquiera una copa de vino tinto en la cena. Igualmente hay que tener en cuenta que las bebidas más fuertes como el vodka o el ron hacen trabajar más al hígado para poder ser metabolizados por el organismo, lo que supone un desgaste adicional para un órgano vital.
Además de hacer daño socialmente, el organismo se ve afectado

sábado, 5 de agosto de 2017

Exponen mitos en nutrición que la ciencia desmiente


Una serie de mitos sobre alimentación recorre los medios tradicionales de comunicación y las redes sociales. Esos mitos apuntan a una lista de comida que supuestamente engorda y otra que adelgaza. Contra eso, la directora de la carrera de Nutrición y Dietética de la Pontificia Universidad Javeriana (Colombia), Lilia Yadyra Cortés, y la especialista en cardiología y en nutrición con orientación en obesidad, Paola Harwicz (Argentina), se reunieron en una conferencia magistral realizada en la Cainco.

El origen, coinciden, es el vertiginoso ritmo de la ciudad que comienza a mostrar preocupantes secuelas como obesidad, diabetes o hipertensión arterial. “La gente siente la necesidad de tener una alimentación más saludable y evitar el sobrepeso, pero lo busca con inmediatez, cayendo muchas veces en fórmulas que prometen rapidez pero que no dan resultado”, señala Harwicz.

Apoyándose en estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), explicaron que alimentos como el huevo, la leche, el pollo, el chocolate y los carbohidratos no son “tan malos” como los pintan y que, en realidad son necesarios para el funcionamiento equilibrado del organismo. También subrayaron que no existen alimentos ‘quemagrasa’.

El pollo y el huevo
Yadyra Cortés comenzó desmitificando tres alimentos esenciales: el huevo, la leche de vaca y el pollo. Durante muchos años se asoció el consumo de huevo con el exceso de colesterol y las afecciones cardiacas que esto representa. Pero la OMS recomienda ingerir al menos un huevo al día. Cada uno contiene 186 miligramos (mg) de colesterol, que equivale al 62% del consumo diario que el cuerpo necesita.

Otro mito que se desechó es que el consumo de pollo de granja puede ser peligroso porque contiene hormonas para acelerar su crecimiento y aumentar su peso.
La experta colombiana explicó que dicha opción es imposible para los productores avícolas, debido a que las hormonas no pueden ingresar al cuerpo a través de la digestión, porque el sistema digestivo las disuelve. Por esto debe ser inyectado.

A propósito del mito
El presidente de la Asociación Nacional de Avicultores (ANA), Ricardo Alandia, destacó esta apreciación debido a que tiene acceso a estudios de la Sociedad de Cardiología de Estados Unidos que recomiendan consumir al menos un huevo al día. “Tiene todo los aminoácidos que requiere el cuerpo. Tiene proteínas, minerales y vitaminas”, indicó.

Adelantó que una vez desmitificada esa visión negativa con estudios, se encuentra haciendo gestión para que este alimento sea tomado en cuenta en el desayuno escolar.

Finalmente se refirió a las supuestas hormonas en el pollo: “Que alguien me demuestre. Eso no existe. No hay dónde comprar. Pregunte en el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) si existe dicho producto”, dijo.


Explicó que el gran tamaño de las granjas avícolas se explica debido al desarrollo genético. “Esas aves comen mejor que nosotros. Reciben lo que necesitan por día en base a un programa de nutrición. En las granjas cruceñas tenemos un nivel de tecnificación de cualquier país exportador”, agregó.
Sobre la leche de vaca

La experta colombiana se refirió también al consumo de leche de vaca, que según algunos estudios se debía consumir solo hasta los dos años de vida. “Dicen que la leche de vaca es para los terneros y no para los humanos. Además se cuestiona sus beneficios con relación al calcio, al señalar que existen otros alimentos que también lo contienen”, dijo la experta.

Al respecto reconoció que existe una serie de alimentos que contienen calcio; sin embargo, la leche de vaca y sus derivados le permiten al cuerpo una mejor absorción.

Cualidades de la leche

El presidente de la Federación de Productores Lecheros (Fedeple), José Luis Farah, declaró que la producción local de leche tiene clasificación internacional AAA, que es la más alta que hay.
Aseguró que este alimento es rico en calcio, hierro y fósforo, además de contener vitamina D. Consideró que los comentarios negativos se debieron a que surgieron productos para sustituirlo, como la leche de coco o la leche de almendra, entre otros.

Mitos positivos

Así como algunos alimentos se hicieron de ‘mala fama’, hubo otros que se beneficiaron. Por ejemplo, el aceite de oliva, el pan integral, la semilla de chía o los cítricos, considerados dietéticos o ‘quemagrasa’.

“No existe ningún alimento con esta cualidad (‘quemagrasa’). Lo que existen son algunos que nos dejan una sensación de saciedad y nos ayudan a comer menos”, explicó Harwicz.

Para las expertas, el secreto de un buen estado de salud está en conseguir el equilibrio en la alimentación, evitar los excesos y la actividad física de al menos 30 minutos cada día.

Si no se dispone ni siquiera ese tiempo en la rutina cotidiana del trabajo y el hogar, la profesional argentina sugiere entonces dosificar el ejercicio a lo largo del día, por decir, 10 minutos en la mañana, diez en la tarde y diez en la noche.


miércoles, 2 de agosto de 2017

Pimiento en la digestión


Es aconsejable consumirlo diariamente
El pimiento es también un importante antioxidante por sus altos contenidos de betacaroteno y vitaminas B2 y E, por lo tanto previene enfermedades degenerativas y crónicas. Tiene además grandes propiedades anticancerígenas, y estimula las secreciones gástricas, la función vesicular y el tránsito intestinal.

Sus propiedades
El nutricionista Camilo Arcienaga nos explica que esta hortaliza es una planta herbácea que tiene flores pequeñas blancas, es originaria de América y puede comerse tanto cruda, como hervida o asada.
Es tan versátil que de cualquier forma que lo preparemos es muy sabroso y aromático, por lo tanto es ideal para acompañar una variedad interminable de carnes, vegetales y cereales, siendo su propiedad fundamental facilitar cualquier tipo de digestión, por lo que no vendrá mal si se lo acompaña con carnes rojas.
El consumo del pimiento ayuda a prevenir el cáncer